policiales - abuso sexual abuso sexual
jueves 23 de junio de 2016

Dejaron libre a un cura acusado de violar a una nena de 3 años

El imputado de este aberrante delito es el presbítero Néstor Monzón, a quien el juez penal Ireneo Berzano le endilgó el delito de abuso sexual gravemente ultrajante. El caso sacudió a Reconquista.

Un sacerdote que fue acusado de violara a una nena de 3 años en Reconquista, provincia de Santa Fe, esperará el juicio en libertad después de haber estado detenido tan sólo dos meses.

El imputado de este aberrante delito es el presbítero Néstor Monzón, a quien el juez penal Ireneo Berzano le endilgó el delito de abuso sexual gravemente ultrajante. Este mismo juez es quien ahora lo liberó. En total el sacerdote estuvo apenas 60 días con prisión preventiva.

Como si no fuera bastante la comprobación por parte de los forenses de lesiones en el himen de la chiquita, también descubrieron a través de las pericias que la bebé fue contagiada de una enfermedad de transmisión sexual.

El juez le impuso al sacerdote como único límite la prohibición de acercamiento a la pequeña, algo que creó indignación en la población cuando tomó conocimiento no sólo de la libertad otorgada sino de esta decisión.

Este resolutivo del juez tuvo una gran repercusión nacional. La decisión de acusar finalmente por abuso sexual al sacerdote la adoptó ayer el mismo magistrado en una audiencia realizada en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de Reconquista, en la que participaron los fiscales Rubén Martínez y Alejandro Rodríguez, a cargo de la investigación.

El presbítero investigado por presunta violación tiene 47 años y había sido detenido el pasado 19 de abril luego de una denuncia radicada por la madre de la pequeña. Cuando se conoció el grave hecho, la Justicia dio intervención al psicólogo y médico policial, y se realizaron diversos estudios a la menor que confirmaron que la niña "tiene desgarro parcial de su himen y fue contagiada con el Virus del Papiloma Humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual".

Por su parte, el doctor Ricardo Degoumois, abogado defensor del sacerdote, buscó apuntar contra la familia de la víctima: "Todavía no se ha realizado los estudios sobre las personas del entorno más íntimo de la nena de 3 años, supuesta víctima de abuso sexual, por lo que es investigado Monzón. Ni siquiera al sacerdote se le han ordenado los estudios, lo que implica un manifiesto atraso. Esta semana podrían estar haciéndole al sacerdote dichos estudios y luego al entorno familiar".

A raíz de la denuncia, el obispo monseñor Ángel Macín, separó a Monzón de sus responsabilidades de párroco de la iglesia María Madre de Dios, de Reconquista.
Fuente:

Más Leídas