policiales - Buenos Aires Buenos Aires
martes 08 de noviembre de 2016

De la mujer secuestrada en Córdoba: "Los que me llevaron no eran malas personas"

A una semana del secuestro que vivió María Gabriela Oliveto en su casa de Leones, la mujer escribió sobre el hecho en su muro de la red social Facebook.

María Gabriela Oliveto, la mujer que fuera secuestrada en Córdoba y liberada sana y salva en Pilar, en el norte de Buenos Aires, a más de 400 kilómetros de distancia elogió en las redes sociales a sus secuestradores.

A una semana del secuestro que vivió María Gabriela Oliveto en su casa de Córdoba, la mujer escribió sobre el hecho en su muro de la red social Facebook.

En su posteo, elogió a los delincuentes que la tuvieron cautiva y aseguró que hablaron de "sentimientos, pintura e historia".

"Todos somos personas valiosas, quién sabe qué mecanismos tiene la mente para que actuemos de tal u otra manera", escribió la mujer.

"Las personas que me llevaron no eran malas personas. Me pidieron disculpas", agregó.

En tanto, su marido, el empresario Javier Francucci, descartó que el secuestro de su pareja tenga que ver con su actividad en el mercado de los camiones.

El empresario tiene antecedentes por "encubrimiento agravado" y le incautaron vehículos por adulteración de números en chasis y motor.

Un día después de haber sido secuestrada en su casa de Leones, al sudeste de Córdoba, María Gabriela Oliveto, de 50 años, fue encontrada atada y en camisón dentro de un camión en la localidad bonaerense de Pilar.

La mujer, madre de dos chicos, por la que sus secuestradores habían pedido un millón de pesos, apareció abandonada sana y salva en el conurbano bonaerense sin que oficialmente se haya pagado un rescate.

Por el caso, que es investigado por la Justicia de Bell Ville, no hay detenidos.

En su muro de Facebook, la mujer escribió: "Todos somos personas valiosas, quién sabe qué mecanismos tiene la mente para que actuemos de tal u otra manera. Las personas que me llevaron... no eran malas personas, pude hablar con ellos de sentimientos, de pintura, de historia, de valores, de lo que significa tener una vida por delante... Hermosa... Para no perdérsela por nada. De todo lo que aún tenían que disfrutar... de la libertad, y los seres queridos... Del peso que tienen en nuestras vidas los abrazos... Estos segura que así lo vieron. Me pidieron disculpas. Está todo dicho", escribió.

Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas