policiales - abuso sexual abuso sexual
miércoles 11 de octubre de 2017

De cara al juicio contra su padrastro: el relato de una niña de 7 años abusada

Durante la investigación, la menor declaró en cámara Gesell y aportó aberrantes detalles. Los hechos ocurrieron en Lavalle entre 2014 y 2015.

Dentro de una semana comenzará a ser juzgado un hombre que está acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja en reiteradas ocasiones. La víctima, de 7 años, declaró en la causa y dio detalles escalofriantes de los vejámenes que sufrió.

En la mañana del miércoles, Roberto David Agüero Flores se sentará en el banquillo de acusados de la Séptima Cámara del Crimen. Se espera que el debate, que será a puertas cerradas, se extienda durante tres días y el sospechoso puede recibir una alta condena debido a los cargos que enfrenta.

Según se reconstruyó en la etapa de instrucción, a cargo del fiscal departamental Darío Nora, fueron al menos cinco abusos contra la víctima que ocurrieron entre el 23 de agosto de 2014 y misma fecha de 2015.

Todo tuvo lugar en una casa del barrio Los Olmos, en Costa de Araujo, Lavalle, donde vivía Agüero, su pareja y la hija de esta última. Tal como narró la víctima en una cámara Gesell que se realizó el 10 de junio del año pasado, los hechos ocurrían cuando su madre debía trabajar en el turno noche.

"Bueno, él... me violó", comenzó declarando ante los psicólogos la pequeña. La menor relató que su padrastro, "el David", la llamaba a su habitación y la obligaba a desnudarse. "Tenía miedo de que le hiciera algo a mi hermanito -en esa época tenía 2 años-, entonces le hacía caso", manifestó la niña.

Agüero no sólo manoseaba a la víctima, según el testimonio, sino que también la abuso en forma oral, vaginal y carnal. "Me decía que no dijera nada porque si no me iba a retar", agregó en el crudo relato. Incluso también aseguró que en el cumpleaños de dos años de su hermano menor "el papá del David me besó en la boca a la fuerza".

Mucho tiempo después, influenciada por el temor ya que el hombre había golpeado a su madre en una ocasión, la niña decidió confesarle los abusos que sufría a su progenitora, aunque esta última no creyó la versión "entonces le dije que era mentira".

Días después le contó a su padre y "él me creyó, le dijo a mi mamá y juntos pusieron la denuncia". La investigación se nutrió con la declaración de la progenitora, el informe del Cuerpo Médico Forense y del Equipo para el Abordaje del Abuso Sexual Infanto-juvenil (Epassi), entre otras evidencias.

Ahora serán los jueces María Belén Salido, Agustín Chacón y Gabriela Urciolo quienes decidan el futuro procesal del acusado, quien se encuentra detenido con prisión preventiva y el sábado pasado cumplió 37 años. La fiscal será María Paula Quiroga y la defensa estará a cargo de Silvina González.



Fuente:

Más Leídas