policiales - Judiciales Judiciales
jueves 24 de noviembre de 2016

Cuantiosa condena al Estado por un preso que murió por sobredosis de cocaína

El Gobierno provincial deberá pagarle más de 600 mil pesos a la madre e hija del interno que se quitó la vida de esa forma en el penal de Almafuerte.

Pese a la insistencia en Tribunales, el Estado provincial deberá pagar una indemnización de más de 600 mil pesos a la familia de un preso que murió por sobredosis de cocaína en el penal de Almafuerte a mediados de 2009.

Precisamente el 17 de junio de ese año, Domingo Joaquín Celedón (32) fue encontrado desvanecido en el módulo II de la cárcel de Cacheuta. Las autoridades determinaron que el interno, que había ingresado un mes atrás, tenía heridas cortantes en ambas muñecas, se encontraba descompensado y sufrió un paro cardíaco. Cuando era trasladado al Hospital Central, quedó sin vida.

Una investigación penal determinó en su necropsia que "la muerte podría corresponder con una intoxicación aguda por cocaína, que provocó alteración de la conciencia, con convulsiones y vómitos, provocando broncoaspiración, síndrome asfíctico, fallo cardiorrespiratorio y muerte".

La madre del interno –se reserva su identidad- realizó una demanda contra el Gobierno de Mendoza argumento su responsabilidad por el mal funcionamiento del Servicio Penitenciario. "La existencia de droga en las cárceles, y en este caso, en poder de Celedón, tiene que ver con las deficientes requisas realizadas por personal penitenciario, la falta de vigilancia del personal, a pesar de las cámaras de seguridad instaladas en el penal; y, lo que es peor, la complicidad o directamente el tráfico realizado por el propio personal penitenciario", detalló.

También remarcó la presencia de su hijo en el penal de Almafuerte ya que es destinado para reos con condena y Celedon recién estaba siendo investigado. Por todo esto reclamó una suma de 270 mil pesos en concepto de daños y perjuicios.

Al proceso civil se sumó la hija del occiso –por intermedio de su madre- quien reclamó 300 mil pesos en concepto de daño material, moral y psicológico.

Desde el Ejecutivo provincial contestaron la demanda negando su responsabilidad, asegurando que "se le piden imposibles", "el que decide drogarse no es el Estado" y apuntando a la culpa de la víctima "aunque sintamos pena".

El Tercer Juzgado Civil tuvo en cuenta en primer lugar que Celedón no estaba en prisión preventiva sino que había sido condenado a 5 años y 2 meses de prisión por lesiones leves, resistencia a la autoridad y robo agravado por el uso de arma de fuego.

Pese a esto, la jueza Fernanda Salvini consideró que "sobre el Estado pesa una obligación de garantizar la vida y la salud de los internos penitenciarios" y que se debe extremar las medidas de seguridad para evitar el narcotráfico interno.

En primera instancia, la Justicia accedió parcialmente al reclamo y ordenó que el Ejecutivo provincial le pague 95 mil pesos a la madre de Celedón y 65 mil a su hija, más costas e intereses. Sin embargo, todas las partes recurrieron el proceso y fue la Segunda Cámara de Apelaciones la que volvió a definir.

Los familiares se quejaron porque en ese primer fallo se estableció que la responsabilidad del Estado era del 50 por ciento. El Gobierno se quejó apuntando a que toda la responsabilidad, o al menos el 80 por ciento, fue del preso ya que decidió quitarse la vida "por un acto libre y voluntario".

Los camaristas le dieron la derecha a la madre e hija del reo y determinaron que la totalidad de la culpa fue del Estado ya que "medió incumplimiento de la Provincia demandada de su deber de garantizar la absoluta integridad psicofísica del interno, mediante el ejercicio ininterrumpido de su actividad de vigilancia y control". Para esto tuvieron en cuenta el fácil acceso a la cocaína por parte de Celedón y que no tuvo tratamiento psicológico en Almafuerte para evitar el suicidio.

En caso que las partes no decidan llevar el expediente a la Suprema Corte de Justicia, ahora el Poder Ejecutivo deberá pagarle 270 mil pesos a la madre y más de 400 mil a la hija del protagonista de la fatídica historia.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas