policiales - Daniel Carniello Daniel Carniello
martes 06 de septiembre de 2016

Crimen de Sebastián Prado: el hecho que cumple tres años sin sospechosos ni detenidos

Se trata del médico del Hospital Central que fue ultimado de un disparo en el pecho en la puerta de su casa de Capital, frente la mirada de sus hijos y su mujer. Hoy se cumplen tres años y la causa está intacta.

Uno de los crímenes que más afectó a los mendocinos en los últimos años fue el de Sebastián Prado, un médico de 36 años que trabajaba del Hospital Central. Fue asesinado hace tres años a sangre fría en la puerta de su casa de la Sexta Sección, ante los ojos de su mujer y sus dos pequeños hijos.

A pesar de haber pasado tres años de este terrible crimen, hasta hoy no hay ningún detenido y mucho menos alguna pista que dé la esperanza de llegar al autor del disparo que terminó con la vida de Sebastián Prado.

Blanca Sotelo, su madre, no bajó los brazos en reclamo de justicia y para encontrar al asesino, aunque esa búsqueda aún no de resultados.

"Por nada nos matan, ya no hay códigos, los ladrones no tienen códigos, directamente asaltan y no les importa matar", dijo.

"Lo recuerdo como un sol, una excelente persona, un trabajador, honesto. Jamás estaba de mal humor y siempre seguía estudiando. Ya hubiera tenido la especialización en tumores óseos. Pero se lo cortaron a él y a los pacientes", lamentó con dolor la madre de Prado en conversación con Radio Nihuil.

Agradeció al fiscal especial Juan Manuel Bancalari, quien reemplazó a Daniel Carniello en la fiscalía de Delitos Complejos: "Nos dijo que no fue un crimen pasional ni un ajuste de cuentas como se dijo en un principio. Nos dijo que fue un asesinato al boleo. Gracias a Dios que eso lo reconoció la Justicia. Le toco a Sebastián".

Además dijo: "Doy gracias a Dios que no mató a mis nietos que estaban en el auto, pero me mató lo más importante de mi vida y no se lo voy a perdonar nunca ni a este gobierno ni al anterior porque todos se hicieron los ciegos, sordos y mudos y aparentemente siguen igual. No les importamos, somos un número. Yo voy a adoptar el número de Sebastián: 90446/13, el expediente de Sebastián".

La mujer señaló muy angustiada que en la primera etapa de la investigación, cuando estuvo a cargo el fiscal especial Daniel Carniello "no se hizo absolutamente nada".

"La que largó la pelota que era un crimen pasional y un ajuste de cuenta fue la fiscal Claudia Ríos y después Carniello me dijo: 'Quedate tranquila que la semana que viene hay allanamientos y encontramos el arma', cuando volví a ir a la semana a ir me dijo: 'Quédate tranquila que la semana que viene hacemos allanamientos y cae el asesino', y nada de eso pasó".

"Nunca supimos por qué lo mataron, solo mi nuera dijo que lo escuchó decir 'Hijo de puta'. Esas fueron las últimas palabras de mi hijo", recordó.

El hecho
Ocurrió el viernes 6 de septiembre de 2013, cerca de las 21, en el callejón López de Gomara, a pocos metros de calle Perú, en el límite de la Sexta y Cuarta Sección, de Capital, donde vivía el médico de 36 años con su pareja y sus dos hijos de 8 meses y de dos años y medio.

La mujer estaba en la calle con los pequeños, acomodándolos dentro de su camioneta Renault Duster, cuando repentinamente escuchó la voz de su marido que gritó: "Hijo de puta".

Estaba en el piso en medio de una riña con un extraño, quien se paró, le disparó en el pecho y escapó corriendo.

Los gritos desconsolados de la mujer resonaron en toda la cuadra y varios vecinos salieron para ver de qué se trataba. Así fue como uno de ellos lo subió al auto y lo llevó al Hospital Lagomaggiore, pero Sebastián no resistió y murió a los pocos minutos.

Nadie vio nada, nadie escuchó nada, nadie sabe nada. Así pasaron estos tres años de investigación para tratar de dar con el asesino de Prado. Pero hasta hoy es un absoluto misterio.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas