policiales policiales
lunes 31 de julio de 2017

Crimen de la mendocina en Neuquén: sospechan de un ritual a San La Muerte

La policía encontró velas, música satánica y más objetos vinculados a esa práctica. El caso tiene tres imputados, entre ellos un ex de Fernanda Pereyra, quien la habría amenazado con matarla

La investigación del homicidio de la sanrafaelina Fernanda Pereyra (26) en Neuquén avanza y sigue entregando pistas de un hecho verdaderamente macabro. Además de que el cuerpo de la joven embarazada fue encontrado casi totalmente quemado, las autoridades ahora tratan de determinar si a la mujer la mataron durante un ritual vinculado con San La Muerte.

A esta presunción llegaron los fiscales Agustín García y Fabián Flores luego de una inspección en una pensión de Rincón de los Sauces, en donde viven dos de los detenidos.

El caso hoy tiene imputados a Luciano Hernández –ex pareja de Fernanda–, Osvaldo Castillo y Diego Marillán por homicidio calificado, con premeditación y por ser cometido por dos o más personas. Al primero de estos se le agrega el agravante del vínculo.

fernanda pereyra.jpg

Los tres acusados ya se encuentran en la cárcel con prisión preventiva por seis meses. El móvil que por ahora surge con más fuerza es que la joven pudo haber sido asesinada porque el hijo que esperaba –estaba embarazada de 6 meses– no era de Hernández sino de Kevin Carrasco, un hombre que cumple condena en la cárcel de Cutral Có por un crimen y quien ya reconoció la paternidad y sólo resta el análisis de ADN. Al parecer esto podría haber desatado la furia del hombre, quien durante la estadía de Fernanda en San Rafael durante julio amenazó a la víctima diciéndole: "Volvé y vas a ver de lo que soy capaz".

Esto surge de las declaraciones de los familiares de Pereyra, que aseguran haber escuchado conversaciones telefónicas. Inclusive cuentan que cuando la joven se iba a Neuquén les dijo que esa podía ser la última vez que la vieran.

Fieles
Según informa La Mañana de Neuquén, en la pensión donde se produjeron las detenciones de Hernández y Castillo encontraron un santuario a San La Muerte, al que frecuentemente le rinden devoción los narcos. Había velas negras, rojas y blancas, música satánica y una muñeca de papel con la misma estatura de Fernanda y una peluca de color caoba, el mismo color de pelo de la joven, que ofrecían al santo.

A esto se suma que Castillo, alías Rapunzel, tiene el torso y sus brazos con tatuajes que llamaron la atención de los investigadores. Mujeres en llamas, tridentes, el diablo, dragones y demás imágenes relacionadas con el satanismo.

En el fondo de la pensión tenían en un corral improvisado con palets una oveja con la que suponen practicaban algunos rituales.

La fiscalía estuvo asesorándose sobre las prácticas rituales con sacrificios humanos, al igual que los pesquisas policiales, y si bien no arriesgan una versión definitiva, sí confirman que hay rastros claros que conllevan a investigar la línea ritualista.

Esto obliga a que se realicen pericias psiquiátricas a los detenidos, quienes a su vez son narcos conocidos en Rincón de los Sauces.

Pruebas
Entre las medidas vinculadas a la investigación, cabe recordar que en la pensión secuestraron elementos que también se observaron en la escena del crimen: leña de álamo, palets, cubiertas, un bidón con restos de combustible y un serrucho. Todos serán cotejados en el laboratorio de Criminalística.

A su vez, levantaron rastros de sangre de la camioneta Kangoo de Hernández, que está a nombre del Banco Provincia de Neuquén (BPN). Además, hay zapatillas de los acusados en poder de la policía que se compararán con los rastros detectados en la escena del crimen.

El cuerpo de Fernanda fue encontrado el pasado 21 de julio a la vera de la ruta 6, en Rincón de los Sauces. El cadáver estaba calcinado, lo que ha complicado la identificación y la realización de la autopsia.

Si bien todavía no está comprobado científicamente, no hay dudas de que la víctima es esta mujer sanrafaelina. Los peritos determinaron que la persona fallecida estaba embarazada, misma situación por la que atravesaba Fernanda. Además, la única denuncia de paradero de una mujer en Rincón de los Sauces es de Pereyra. También su familia reconoció algunas joyas que llevaba.

Más allá de esto, se espera que los profesionales puedan sacar material genético para un posible cotejo. Se realizará una segunda autopsia para determinar cómo murió la mujer, ya que al estar consumida por el fuego no han podido determinar la causa del deceso.
Fuente:

Más Leídas