policiales policiales
miércoles 13 de julio de 2016

Crimen de la anciana: levantaron huellas y marcas de calzados

Estos elementos serán cotejados con sospechosos. Un hombre fue detenido por el caso y luego liberado. Olga Ambrosi (85) fue asaltada por dos jóvenes

La investigación por el crimen de Olga Ambrosi (85) durante un asalto en su casa de Guaymallén transita sus primeras horas y suma elementos para el esclarecimiento del hecho. La víctima fue atacada a golpes en su vivienda el sábado por la tarde y murió el lunes tras dos días de agonía. Ayer hubo un hombre detenido, pero que luego recuperó la libertad.

De lugar del hecho, la propiedad ubicada en Colombia al 2400, Policía Científica levantó más de 20 rastros (huellas dactilares y marcas de calzados), que sirven para el cotejo con los eventuales sospechosos. Según está reflejado en el expediente, fueron dos los delincuentes que irrumpieron en la casa de la anciana con fines de robo.

El lunes por la noche, un hombre que vive en la zona y de unos 40 años fue aprehendido por el caso, pero luego de los cotejos de huellas y calzados que dieron negativos esta persona fue liberada. Sin embargo, estas pruebas son claves para dar con los autores del homicidio.

La declaración de los familiares de la anciana permitió establecer el botín del cual se hicieron los malvivientes: una suma de dinero y joyas de mujer. "El dinero no era mucho, lo que puede manejar una jubilada que vive sola", comentó uno de los investigadores, quien prefirió no revelar el monto.

El testimonio de sus parientes también sirvió para conocer cómo fueron las últimas horas de Ambrosi. Su hija la encontró en la mañana del domingo tirada en uno los ambientes de la vivienda, inconsciente y ensangrentada. Es decir, la víctima fue atacada el sábado por la tarde y pasó toda la noche desvanecida hasta que llegó su hija. Ella la trasladó al Hospital Privado de Ciudad, donde falleció el lunes alrededor de las 18.30.

Internada, en un momento de lucidez, la víctima alcanzó a confesar que había sido asaltada por dos jóvenes de 18 o 19 años. La edad tampoco coincidió con el hombre que estuvo detenido, de unos 40 años aproximadamente.

Olga tenía múltiples fracturas en el cuerpo y golpes en el cráneo, que se sospecha que fueron con un elemento contundente que aún no fue hallado por la policía.

Ayer el cuerpo de Ambrosi fue sometido a la autopsia que determinará con exactitud las causas del deceso.

Por ahora la causa está caratulada como robo seguido de muerte, aunque no se descarta una modificación con la recopilación de más pruebas. El hecho lo investiga el fiscal Juan Ticheli.
Fuente:

Más Leídas