policiales - Bowen Bowen
jueves 31 de agosto de 2017

Creen que las motos robadas en una comisaría eran para un desarmadero

El hurto ocurrió hace dos semanas en la dependencia ubicada en Bowen. Hay un joven y un menor de edad implicados. Investigan si hubo negligencia policial.

Hace dos semanas ocurrió un tragicómico hecho en el sur provincial: delincuentes entraron a una comisaría y se robaron varias motos. La investigación por el hecho logró detener a dos personas y apunta a un desarmadero de la zona. También indagan sobre la actuación policial.

El hecho ocurrido el 18 de agosto pasado en la Comisaría 46 de Bowen, en el departamento de General Alvear. Causo indignación y hasta vergüenza en las filas policiales. A tal punto que en las últimas horas de ese mismo día se recuperaron las tres motos sustraídas, una de las cuales era policial y el resto habían sido retenidas en operativos.

En los primeros momentos de la investigación fue detenido un joven de 19 años, aunque luego se le sumó un menor de edad, según comentaron fuentes policiales. El primero de ellos no tenía ninguno de los elementos robados, pero lo había involucrado distintas declaraciones testimoniales y la huella de su calzado coincidía con la que halló Policía Científica en la dependencia policial.

Ambos fueron imputados en la Unidad Fiscal de General Alvear por hurto agravado por escalamiento y recuperaron su libertad.

Pero además de esta causa penal, se generaron dos nuevos expedientes. Uno de ellos es porque en el domicilio que encontraron las motos hallaron otros rodados que habían sido denunciados como robados días atrás en la terminal de ómnibus departamental.

La principal hipótesis es que todos estos vehículos iban a ser trasladados a un desarmadero donde luego serían desguazados y vendidos por partes.

En cuando a la otra causa, se trata de una investigación administrativa que se desató en la Inspección General de Seguridad (IGS) para determinar si hubo complicidad o negligencia por parte de los policías de esa Comisaría. Fuentes ligadas a este expediente detallaron que por el momento no hay ningún uniformado sumariado y esperan tomar algunas declaraciones testimoniales.

Una alta fuente policial del sur detalló que la versión es que los delincuentes ingresaron al establecimiento escalando una pared y luego se llevaron la moto abriendo un portón que como medida de seguridad tenía sólo una traba interna.



Fuente:

Más Leídas