policiales - abuso sexual abuso sexual
martes 19 de abril de 2016

Confirmaron el juicio contra el médico del Central acusado de distribuir pornografía infantil y abusar a dos menores

El ginecólogo de 37 años deberá sentarse en el banquillo de acusados por la grave acusación que pesa en su contra desde hace un año.

Claudio César Flores Muñoz deberá sentarse en el banquillo de acusados. Finalmente, tras varias idas y vueltas, la Justicia confirmó la realización del juicio contra el hombre de 37 años que era médico del Hospital Central hasta que lo acusaron de traficar pornografía infantil y abusar sexualmente de dos menores de edad.

Turu, tal como lo conocen en su entorno, se encuentra actualmente alojado en la penitenciaría provincial, pese a las insistencias de su abogado defensor de obtener el beneficio de la prisión domiciliaria.

El fiscal especial Santiago Garay solicitó la elevación a juicio del caso luego de una larga investigación que se desató hace aproximadamente un año. El abogado Pablo Cazabán interpuso un recurso de oposición en dos oportunidades para evitar esta medida, argumentando que el hecho no está acreditado y mucho menos la autoría de su representado.

La Justicia de Garantías en primer término y la Cámara de Apelaciones en los últimos días rechazaron el recurso y confirmaron la finalización de la etapa de instrucción del expediente. Ahora restará fijar la fecha para la realización del debate que, como se trata de un delito de instancia privada, será a puertas cerradas.

Proceso similar ocurrió meses atrás, cuando la defensa de Flores presentó un control jurisdiccional en el expediente en busca de que el ginecólogo reciba el beneficio de prisión domiciliaria, aunque fue rechazado en ambas instancias.

El caso

Turu Flores enfrenta una acusación de distribución de pornografía infantil, abuso sexual agravado y corrupción de menores. Desde mayo del año pasado que se encuentra tras las rejas y a disposición de la Justicia.

Semanas antes, el fiscal especial Santiago Garay había recibido la información de que desde una computadora ubicada en la provincia se estaba transmitiendo videos pornográficos infantiles. Con el rastreo de la IP del ordenador –es como un número de DNI único que tiene cada máquina- se llegó a Flores.

La Justicia realizó un allanamiento en su domicilio ubicado en calle 12 de octubre del barrio Aeronáutico de Las Heras y, además de detener al sospechoso, secuestró una notebook. Al analizar los archivos, detectaron una importante cantidad de videos de esa índole.

Pero la peor sorpresa se la llevaron los pesquisas cuando notaron que una de las grabaciones las protagonizaba el propio acusado con un niño de 2 años que era familiar suyo –se reserva el grado de parentesco para no develar su identidad-. La madre del menor observó el video y confirmó que era su hijo quien había sido vejado.

A mediados de junio, las autoridades encontraron otro video donde el médico abusaba de otro menor de edad, aunque por este hecho desde el entorno de la víctima no realizaron la denuncia –para evitar que el pequeño declare, entre otros motivos- y quedó calificado como corrupción de menores.

Fuente:

Más Leídas