policiales policiales
jueves 24 de marzo de 2016

Confesó ante las cámaras que mató a su ex por "problemas personales"

El femicida adujo que el feroz ataque a Giselle Rodríguez Da Silva (26) fue por "problemas personales" y que todo arrancó con "una discusión que tuvimos. Fue una pelea nada más que tuvimos", sostuvo en tono monocorde.

Martín Ruiz Díaz (28), el carnicero que el domingo golpeó y estranguló a su ex pareja, confesó con frialdad haber cometido el crimen ante un canal paraguayo poco antes de ser trasladado de regreso a Posadas, ayer al anochecer.

El femicida adujo que el feroz ataque a Giselle Rodríguez Da Silva (26) fue por "problemas personales" y que todo arrancó con "una discusión que tuvimos. Fue una pelea nada más que tuvimos", sostuvo en tono monocorde.

El hombre contó que con su ex pareja los problemas eran de larga data. Cuando la periodista le preguntó si en algún momento pensó en su pequeña hija -tiene tres años y estaba en la casa donde se cometió el crimen-, el detenido dijo "sí, se piensa, pero en esos momentos de locura por ahí uno queda loco (sic)". Si bien aseguró estar "arrepentido", su rostro sólo reveló frialdad y una serenidad asombrosa.

El juez de Instrucción Marcelo Cardozo ordenó medidas extremas de seguridad para el traslado del detenido desde Encarnación hacia Posadas. Las autoridades migratorias paraguayas apelaron a una argucia legal para expulsarlo del país: sostuvieron que Ruiz Díaz falseó los datos de la tarjeta migratoria al señalar que viajaba por turismo cuando en realidad escapaba de la justicia. El magistrado dispuso una custodia especial ante la posibilidad de que los familiares de la víctima intentaran hacer justicia por mano propia.

El pasado domingo, Ruiz Díaz atacó a Rodríguez Da Silva en su casa del barrio Residencial Sur, en Posadas. El hombre, que tenía una denuncia por violencia de género y prohibición de acercamiento, habría intentado el domingo un nuevo acercamiento pero ante la negativa de la mujer terminó asesinándola.

Los médicos forenses establecieron que la joven sufrió golpes en todo el cuerpo, pero murió estrangulada. Sus familiares la hallaron tendida en el sofá del living, cubierta con toallas.

El femicida limpió todo el lugar y llevó a su pequeña hija hasta la casa de sus ex suegros antes de escapar hacia Paraguay. El pedido de detención llegó doce minutos tarde a Migraciones del puente internacional "San Roque González de Santa Cruz".

El lunes al mediodía el carnicero fue detenido en cercanías de la terminal de ómnibus de Encarnación, a pocos metros de su automóvil.

Fuente:

Más Leídas