policiales - Chacras de Coria Chacras de Coria
miércoles 31 de agosto de 2016

Condenaron al hijo de un reconocido empresario por dos golpizas

Franco Parlantti (22) recibió la pena de tres años en suspenso por lesionar a dos jóvenes en diferentes hechos. Su padre es reconocido en el rubro del transporte.

Dos fuertes golpizas propinadas por un mismo joven, a diferentes víctimas y en distintos momentos, terminaron en una condena para un muchacho que, según informes psicológicos, ha sido definido como agresivo, impulsivo y que no respeta normas.

Franco Parlantti (22), hijo del empresario transportista Edgardo Parlantti, recibió este martes en la Quinta Cámara del Crimen, mediante un juicio abreviado, la sentencia de tres años de prisión en suspenso, por atacar a dos personas y causarles lesiones de consideración. Uno de los hechos fue en mayo del 2013 y el otro, un año después.

El 31 de mayo del 2013 Parlantti tuvo un cruce con un grupo de jóvenes y terminó pegándole a uno de ellos. El acusado iba con amigos y, tras acercársele un hombre que fue a recriminarle alguno de sus dichos a las mujeres que allí estaban, Parlantti reaccionó con una trompada que dejó a la víctima en la acequia, sin reacción.

El agredido, Adriano Zanettini, sufrió un traumatismo en la nariz y lo denunció en la policía. Esta fue la primera acusación de lesiones contra el hijo del empresario.

Un año después, el 1 de junio de 2014 en un boliche de Godoy Cruz, llegaría el caso más grave. Esta vez la víctima fue Agustín Calzetti (22), quien recibió sorpresivamente un botellazo en la cabeza que le causó severas heridas.

El joven terminó internado en el Hospital Español con lesiones en el rostro. Perdió varios dientes del maxilar superior, la plantilla de dientes inferior se le aflojó, se le fracturó el maxilar y tuvo desplazamiento de paladar.

Según cuentan los amigos de Agustín que lo acompañaban en el momento en la disco Iskra, un individuo se le acercó por detrás y lo golpeó en la cara con una botella de champán llena.

Los chicos pudieron identificar al agresor, ya que lo conocían, al igual que los empleados del boliche, que luego dijeron que ya habría tenido problemas de conducta en el lugar, e inclusive tendría el ingreso prohibido. Sin embargó, esa noche entró, atacó a Agustín sin un motivo concreto y escapó.

La denuncia fue efectuada en la Oficina Fiscal Nº3 de Godoy Cruz, donde declararon quienes presenciaron el ataque. También se presentó el video de las cámaras de seguridad de Iskra. El acusado días después se entregó.

Estos dos casos llegaron a juicio en la Quinta Cámara del Crimen y la sentencia para Parlantti se definió a través de un juicio abreviado. Es decir, el imputado reconoció su autoría en los hechos y entre la defensa y el fiscal de cámara, Javier Pascua, acordaron una pena.

La sanción fue de 3 años de prisión en suspenso, por lo que el joven no irá a la cárcel, siempre y cuando cumpla ciertas medidas impuestas por el juez, en este caso, Rafael Escot.

Entre ellas, que Parlantti se someta a un tratamiento psiquiátrico, ya que los informes psicológicos determinaron que es una persona agresiva, impulsiva y que no respeta normas. Además, no podrá asistir a boliches.

Antecedentes familiares
Los Parlantti ya habían protagonizado episodios violentos. En 2009 el empresario Edgardo Parlantti denunció haber sido golpeado por patovicas en la disco Óptimo de Chacras de Coria.

Otro de sus hijos, Matías, también había sido denunciado en noviembre del 2014 por un hombre que aseguró que durante un casamiento en Maipú este muchacho le dio una tremenda golpiza.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas