policiales - San Rafael San Rafael
miércoles 04 de mayo de 2016

Condenaron a 4 años de prisión al hombre que intentó secuestrar a su ex pareja

Julio Encina fue condenado en dos de las causas y en una fue absuelto. Su ex pareja, Lorena Antequera, no quedó conforme con el fallo.

La Primera Cámara del Crimen presidida por Julio César Bittar e integrada por Rodolfo Luque y Ariel Hernández condenó este miércoles por la tarde a 4 años de prisión efectiva a Julio Encina por la "privación ilegítima de la libertad agravada por su comisión mediante violencia y amenazas" contra su ex esposa Lorena Antequera, y desobediencia a la autoridad policial y judicial.

A su vez el tribunal lo absolvió en una tercera causa por daño simple contra el automóvil de Antequera y desobediencia judicial (en otro caso).

El fallo fue escuchado por Lorena que no dejó de llorar junto a sus hermanos y familiares que la acompañaron durante toda la jornada que comenzó a las 9 con los testimonios del siquiatra forense Roberto Cesáreo y de la declaración del acusado.

No conforme con la sentencia, La mujer dijo a UNO de San Rafael que "estoy agotada por todo este proceso" y agregó que "no estoy conforme con el fallo de los jueces porque creo que mi ex marido no está arrepentido de lo que hizo".

Es que en su declaración Encina reconoció haber perseguido en su auto a Lorena Antequera y le pidió perdón a ella y a sus hijos por todo el daño que les ocasionó, pero nunca admitió haberle pegado cuando la bajó del auto el 8 de setiembre cuando su ex mujer viajaba rumbo a la escuela donde trabaja y la persiguió con su auto.

Allí, según los testigos que declararon en el juicio, "le apuntó con un arma, la obligó a bajarse de auto y luego la arrastró de los pelos hasta su vehículo hasta que su ex mujer, en un descuido, le arrojó gas pimienta en la cara y pudo escaparse".

En este contexto, el siquiatra Cesáreo señaló a los jueces que "Encina no tiene una personalidad sicópata y que estaba en sus facultades mentales cuando atacó a su ex mujer" y añadió que "se trata de una persona que tiene un cuadro de obsesión compulsiva " y recomendó un tratamiento siquiátrico para que pueda superar la separación y su depresión.

Si bien Lorena Antequera no descartó apelar el fallo, dijo que "ahora no puedo considerar esa posibilidad porque me siento agotada con todo eso" y "ahora estoy más tranquila, no me voy a ir de San Rafael, pero eso no significa que deje de tener miedo porque no se qué pueda pasar cuando Julio recupere la libertad".

Lo cierto es que la víctima no creyó en el arrepentimiento de su ex esposo que en su declaración no pudo contener las lágrimas y le pidió al tribunal "volver a tener contacto con mis hijos que es lo que más quiero".

En este escenario, el fiscal de la causa, Norberto Jamsech había pedido una pena de 4 años y 9 meses e incluyó en la misma las tres causas, en cambio la defensa solicitó la absolución en las causas por daño simple y desobediencia judicial y pidió la pena mínima en la causa más grave por privación ilegítima de la libertad.

Los hechos

Julio Encina fue juzgado por tres causas, la primera por un hecho ocurrido el 22 de agosto de 2015 cuando persiguió con su auto a su ex esposa sin respetar la orden de no acercamiento; la segunda por un hecho del 4 de septiempre cuando la ex mujer lo acusó de dañarle el auto con una piedra y de no respetar la orden de no acercamiento; y la tercera, la más grave, del 8 de setiembre camino a Rama Caída en una persecusión que terminó con un ataque contra Lorena y un intento de secuestro a mano armada.

En esa ocasión, según lo narrado por Lorena Antequera, hubo una persecución que incluyó dos choques contra su auto, amenazas con arma de fuego, golpes para arrastrarla hasta el auto de su ex pareja y el uso de gas pimienta para defenderse.

Luego, Encina afectado por el gas en su cara escapó y se encontró con su psicóloga. Allí le narró lo sucedido hasta que la Policía lo atrapó sobre la calle La Correína. En el allanamiento a su auto los policías encontraron ropa del acusado, precintos en forma de esposas y un cuchillo que sería de su abuelo.

Todos estos elementos fueron aportados a la causa, excepto el arma que nunca apareció y que Encina admitió haber usado "una réplica de juguete" para amenazarla.

Fuente: UNO San Rafael

Dejanos tu comentario

Más Leídas