policiales - Judiciales Judiciales
lunes 19 de septiembre de 2016

Condena a OSEP por un presunto abuso sexual de un pasante a dos pacientes

Si bien el acusado fue absuelto en sede penal, la Justicia civil ordenó a resarcir económicamente a las dos víctimas que son docentes.

En un fallo que se habló de violencia de género y se mostraron las contradicciones con el fuero penal, la Justicia Civil condenó a un estudiante de radiología y a la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) a indemnizar a dos docentes por un presunto abuso sexual que sufrieron en el Hospital del Carmen.

Los hechos tuvieron lugar el 10 de julio de 2006, cuando un grupo de maestras escolares acudieron a ese nosocomio de la obra social para realizarse un examen preocupacional. Una de las mujeres ingresó al sector de radiología, donde debían tomarle algunas placas de rayos X. Allí fue recibida por un pasante de esa profesión.

Según relató la víctima –se reserva su identidad-, el joven le pidió que se saqué toda su ropa excepto la bombacha y se coloque una bata. Mientras realizaba esta acción, el acusado espiaba a la víctima. Luego, mientras iba acomodando el cuerpo de la maestra para realizar las distintas placas, el hombre le manoseó los senos durante un tiempo prolongado, sus glúteos y su cadera.

Cuando la maestra, que se desempeñaba en una escuela de Las Heras, salió del lugar se quedó anonadada por la situación. Luego escuchó que otras colegas se quejaban por haber vivido la misma situación.

Tres de las maestras se dirigieron al sector de Gestión y Control de Calidad del hospital y realizaron la denuncia. El joven fue llamado y negó todo lo relatado.

Dos de las docentes realizaron una denuncia en sede penal que desató una investigación por la cual el pasante estuvo diez horas detenido en la Comisaría 27. Fue imputado por abuso sexual simple y, tras pagar una caución, recuperó su libertad. Meses después, la Justicia de Garantías ordenó su sobreseimiento.

Pese a esto, dos de las víctimas iniciaron una demanda civil contra el Hospital del Carmen y el estudiante de radiología. En sede civil, el presunto abusador recalcó que no fue encontrado culpable, negó comportamientos libidinosos y manifestó que si hubiera ocurrido las víctimas habrían gritado.

En contraparte, pidió 10 mil pesos por parte de las denunciantes por el daño moral que ha sufrido ante semejante acusación.

Resolución civil

En primera instancia, el Juzgado Civil 18 dirimió el conflicto. La jueza Alicia Boromei se acopló a la corriente doctrinaria que entiende que lo sucedido en el fuero penal no tiene el carácter de "cosa juzgada" sobre la sentencia civil.

La magistrada entendió que la Justicia de Garantías no descartó el abuso sexual por parte del pasante, sino que determinó que los plazos procesales habían vencido y no había elementos de convicción para elevar la causa a juicio. En síntesis, lo sobreseyeron por el beneficio de la duda.

Pero la jueza civil entendió que los hechos no son controvertidos. Para esto utilizó el marco de la Ley de Violencia Contra la Mujer, donde se determina que "el testimonio de la víctima en casos donde los hechos delictivos por su especial modo de comisión no puedan ser corroborados por otros medios, no puede ser soslayado o descalificado dado que ello constituiría una forma de violencia institucional revictimizante", algo que no se tomó en cuenta en el fuero penal.

Para la jueza Boromei existen indicios para probar el hecho: el testimonio de las víctimas, quedó acreditado que la circunstancia de tiempo y lugar, se trató de abusos reiterados, las mujeres no son compañeras de trabajo y los estudios psicológicos sobre las docentes no arrojaron indicios de fabulación.

La sentencia hizo lugar a la demanda y condenó al pasante de radiología y a OSEP a pagar 20 mil pesos más costa e intereses a cada una de las docentes. Si bien las partes vencidas apelaron argumentando que no se pudo comprobar el abuso sexual, la Tercera Cámara de Apelaciones en lo Criminal confirmó el veredicto.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas