policiales policiales
martes 01 de marzo de 2016

Condena, inhabilitación y multa para el psiquiatra que recibía coimas para favorecer a presos

Se realizó un juicio abreviado donde Luis Chacón (47) admitió su culpa y recibió una pena de 3 años de prisión en suspenso.

En un rápido debate judicial que tuvo lugar en la mañana de este martes, la Justicia condenó a Luis Chacón (47), el psiquiatra forense que pedía coimas para favorecer en sus informes a los presos y que accedan a distintos beneficios como la libertad.

El juicio se realizó en la Sexta Cámara del Crimen y tanto el fiscal Fernando Guzzo como el abogado defensor Sergio Salinas acordaron una condena que fue aceptada por el juez Marcelo Gutiérrez del Barrio.

Chacón admitió su culpabilidad en los hechos que se le acusaban y recibió a cambio 3 años de prisión en suspenso –no irá a la cárcel a menos que cometa otro delito durante ese plazo-, inhabilitación para ejercer la medicina por 8 años y 80 mil pesos de multa. Además, el magistrado le impuso que realice trabajos a beneficio para la comunidad, los cuales aún no fueron detallados.

El hombre fue sentenciado por el delito de extorsión en grado de tentativa, el cual prevé penas de casi 2 a 5 años de prisión, 10 de inhabilitación y multa de hasta 90 mil pesos, por lo que el resultado del juicio abreviado fue favorable para la parte acusatoria.

El agente penitenciario que se encuentra imputado en el mismo expediente, Pablo Spagnolo (46), no aceptó ir a un juicio abreviado por lo que se realizará un debate oral y público para definir su futuro procesal. En su admisión de los hechos, Chacón detalló que el penitenciario estaba al tanto de los delitos que realizaba, por lo que las pruebas en su contra son contundentes.

Coimas y libertad

El caso se destapó a mediados de julio de 2014 cuando lo denunció el padre de un recluso del penal de Boulogne Sur Mer. En su presentación judicial, el hombre aseguró que Chacón le había pedido 15 mil pesos para que beneficiara el informe psicológico de su hijo y así lograr que recuperara la libertad.

El expediente cayó en manos del fiscal de Delitos Complejos Santiago Garay, quien comenzó a seguir los movimientos del médico, el penitenciario y otra persona civil que estuvo imputado en la casa –pidió la suspensión del juicio a prueba-.

Los pesquisas judiciales y policiales atraparon a los tres implicados cuando el padre del preso realizaba el pago el 25 de julio de ese año, justamente a pocos metros de la Fiscalía Especial de Delitos Complejos.

Spagnolo estaba encargado de realizar los traslados de los presos hasta el Palacio Policial para realizar los exámenes psiquiátricos. Según los investigadores, era quien les ofrecía a los convictos la posibilidad de pagar para resultar favorecidos por el doctor del Cuerpo Médico Forense.

Fuente:

Más Leídas