policiales policiales
miércoles 27 de abril de 2016

Complican a "La Yaqui" y su familia por lavado de dinero

Un especialista de Información Financiera dijo que no hay relación entre la actividad de los imputados y sus bienes. Silvina Gelvez, hija de la presunta líder, declaró y apuntó contra su padre por el delito que se les endilga

Con varios testimonios, se desarrolló ayer en los Tribunales Federales la segunda jornada del juicio que tiene en el banquillo de los acusados a Sandra Jaquelina Vargas, alias La Yaqui, y a parte de su familia, sospechadas de tenencia, tráfico, comercialización de drogas y lavado de dinero.

Esta vez el debate se centró en la declaración de un profesional de la UIF (Unidad de Información Financiera), quien hizo referencia al presunto lavado de activos de la banda. También se conoció la versión de Silvina Gelvez –hija de La Yaqui–, luego de que fuera sometida a peritajes psiquiátricos. La joven cargó contra su padre (fue asesinado) y lo responsabilizó a él por la situación que le toca atravesar.
Juan Manuel Garrido, analista de la UIF, prestó testimonio ante el tribunal tras un minucioso estudio de la situación laboral y patrimonial de los imputados. Los resultados arrojaron que sólo la suegra de Vargas, Nora Gatto, registra una actividad formal. El resto: la presunta líder, su hija Silvina, sus hermanos Patricia, Carlos, Silvana y Romina, y su sobrino Jonathan, no tienen trabajo.

En cuanto a Nora Gatto, en 2014 aparecía como monotributista categoría B, es decir, quienes no cuentan con ingresos anuales de más de $48.000.

En este punto es en el que existen incongruencias, según Garrido, ya que con los ingresos de esta mujer no se explica cómo puede tener a su nombre tres vehículos de alta gama.

Además, trascendió que Gatto en un momento determinado hizo dos giros de dinero por más de $50.000. Ante esto, la abogada defensora Fernanda Ante explicó que fueron transferencias de dinero para una hija que estaba en el exterior y que tenía un problema de salud. Se comprometió a presentar los comprobantes y aseguró que esa plata fue una colaboración de toda la familia.

Con todo este panorama, el especialista de la UIF concluyó que existieron maniobras de lavado de dinero.

Otro punto saliente en la jornada de ayer fue la declaración de Silvina Gelvez, hija de la Yaqui, una de las imputadas por los delitos mencionados. Antes la joven había sido sometida a peritajes psiquiátricos, que reflejaron que es consciente de sus actos y, por lo tanto, responsable.

A la mujer se la acusa de lavado de dinero, ya que tiene varios bienes y propiedades a su nombre. Al respecto, sostuvo que era su padre quien le hacía firmar papeles, sin que ella supiera de qué se trataba. Además comentó de la mala relación que existía con su papá y la familia. Cristian Gelvez fue asesinado en el año 2014 y su muerte respondería a un enfrentamiento de bandas en el Oeste de Godoy Cruz.
Por último, declaró Leonardo Casciani Olmos, de la División de Lucha contra el Narcotráfico de San Luis, uno de los efectivos encargados de seguir a la banda en la vecina provincia, donde finalmente fue atrapada La Yaqui.

El debate seguirá hoy y está previsto que concluya el viernes.
Fuente:

Más Leídas