policiales - Crimen de las mendocinas Crimen de las mendocinas
viernes 15 de septiembre de 2017

Comienza el segundo juicio por el doble crimen de Majo Coni y Marina Menegazzo

Se trata de las mendocinas asesinadas en Montañita, Ecuador, en 2016. Es el tercer acusado por el hecho cuyo ADN se encontró mezclado con el de Marina.

El segundo juicio por la muerte de María José Coni y Marina Menegazzo, las mendocinas asesinadas en 2016 en Montañita, Ecuador, comenzará el próximo martes con un tercer acusado de haber sido partícipe del doble crimen debido a que su sangre fue encontrada en la escena del crimen.

Paula Menegazzo, hermana de Marina, indicó a Canal 7 Mendoza: "Había entre tres a cinco ADN más en las paredes y distintas partes de la casa, uno es de José Luis Pérez Castro, cuyo AND está mezclado con el de mi hermana".

La coartada de Pérez Castro es que ese día fue al odontólogo y que una vez en la casa se sintió mal y escupió en la pared, pero salió con sangre debido a que le habían sacado muelas.

Pero al parecer su coartada es muy débil debido a que un odontólogo al que le tomaron declaración negó haberlo atendido.

Paula sostuvo: "Ir una vez más con todo lo que eso implica, el dolor, como familias, por lo que esperamos es que se devele la verdad, que ojalá se procese a esta persona y se sepa si tuvo algo que ver o no y por ahí puedan salir las otras personas para buscarlas, para abrir una tercera investigación y un tercer juicio".

"Son sentimientos encontrados. Queremos que salgan todos los violadores, los asesinos, quisiera encontrar quién fue el asesino material de Marina y María José, pero es muy doloroso estar viajando permanentemente", expresó la hermana de Marina Menegazzo.

Por su parte, Renato, papá de Marina, dijo que todo ese dolor que sienten como familia y que la sangre de su hija no sean en vano, por lo que tiene un proyecto para trabajar en casos de violencia de género.

"El dolor causado por la pérdida de mi hija me hizo pensar muchísimo. Es un poco lo que me inspira. A veces siento que mi hija me dice 'Vamos adelante, vamos adelante', y que mi sacrificio no sea inútil y que ese dolor que sentimos no sea estéril", expresó Renato.

"Siento como un impulso interior que me da mi hija de trabajar, que realmente su sangre no haya sido en vano y con un grupo de amigos hemos estado pensando este tema. Ellos se interesaron mucho en formar un equipo de hombres porque en el tema de la violencia de género siempre está la mujer trabajando y peleando, pero el hombre no y es uno de los principales actores de esta violencia", agregó.

Sostuvo que se contactaron con el Gobierno y con la Dirección de Género y Diversidad, quienes se entusiasmaron con el tema, "que sean hombres que trabajen con estos temas para ayudar a hacer un cambio de actitud en el hombre, para ayudar a erradicar esta violencia".

Fuente:

Más Leídas