policiales - Las Heras Las Heras
jueves 13 de julio de 2017

Cayó un hombre que obligaba a prostituir a su novia de 18 años

Omar Flores (59) fue condenado por trata de personas en la provincia de Santa Cruz, pero escapó de la Justicia antes de ir a la cárcel.

Hace pocos días fue condenado en Santa Cruz por obligar a su novia a prostituirse. Pese a esto, logró eludir a la Justicia y regresó a Mendoza, su provincia natal. Este jueves fue recapturado y quedó alojado en la cárcel.

El vertiginoso periplo tiene como protagonista a Omar Santiago Flores, un hombre de 59 años que ha tenido más de un roce con la Justicia. El último de ellos fue el 29 de junio pasado, cuando el Tribunal Oral Federal de Santa Cruz lo condenó a 3 años de prisión por trata de personas en la modalidad de captación y acogimiento, habiendo mediado amenazas y abuso de una situación de vulnerabilidad, con fines de explotación sexual, según informó en su momento el medio local La Opinión Austral.

En palabras más simples, la Justicia encontró probado que el hombre obligó a su novia de 18 años a prostituirse entre febrero y marzo de 2009, en un local nocturno llamado Marian, ubicado en la capital de esa provincia. Según relató la víctima, ella era entregada a los clientes quienes luego le pagaban pero le tenía que dar la plata a Flores.

El hombre fue atrapado cuando personal policial observó que agredía físicamente a la víctima en una plazoleta. En esa instancia, la joven relató que convivían hace un mes y medio y Flores la amenazaba constantemente. "La próxima vez que te vayas te voy a atar la paragolpes de la camioneta, te voy a pasear por el barrio, te voy a matar, te voy a reventar la cabeza", fue una de las tantas amenazas que profirió el imputado.

En el juicio por el hecho, el mendocino admitió su culpabilidad en los hechos y recibió la pena de tres años. Al ser reincidente por cuarta vez, la Justicia santacruceña ordenó que quede alojado en la cárcel mendocina de Boulgone Sur Mer.

Antes que ocurra esto último, Flores escapó de las manos de las autoridades. Su clandestinidad duró poco: efectivos locales de la Policía Federal estaban tras sus pasos y lograron detenerlo este jueves cuando caminaba por una calle de Las Heras. Ahora sí se encuentra purgando su pena en la Casa de Piedra.

Fuente:

Más Leídas