policiales - Guaymallén Guaymallén
viernes 07 de octubre de 2016

Cayó otra persona por el robo del millón escondido en el calefón

Se trataría de uno de los encubridores del hijo de los dueños de casa, en Colonia Segovia. Ya hay cinco sospechosos identificados.

La investigación por el robo de $1.000.000 hace un par de semanas en un vivienda de Guaymallén tiene un nuevo involucrado. Luego de que el hijo del dueño de casa fuera sindicado como uno de los autores en compañía de otro menor, la policía arrestó ayer a un mayor que sería otro de los encubridores. Ya hay cinco sospechosos identificados.

El hecho ocurrió el pasado 19 de septiembre en la mañana, cuando la pareja que reside en una propiedad de calle Sánchez en Colonia Segovia se fue a trabajar como lo hacía habitualmente. Todos sus movimientos eran conocidos por sus hijos y el menor de ellos habría esperado a que en la casa no quedara nadie para avisar a su cómplices. A los pocos minutos llegó una moto. La pusieron en un callejón aledaño y tras levantar el cerco perimetral entraron sin inconvenientes. También se preocuparon por desactivar la alarma y fueron directamente a un calefón en desuso, donde estaba oculto el dinero producto de la venta de una propiedad y que le correspondía a la dueña de casa donde se perpetró el robo, madrastra del menor acusado.

En el lugar hay dos perros, pero ningún vecino escuchó que ladraran. Una mujer llamó al 911 para avisar que habían movimientos extraños, pero cuando la policía llegó no encontró a nadie. Los delincuentes se esfumaron con el dinero con total impunidad.

A partir de ese momento la investigación apuntó a buscar a una persona que pudiese haber pasado el dato del lugar exacto donde se encontraba la plata. Es que los ladrones no revolvieron nada y directamente fueron al calefón.

Un par de días después la hija del dueño del millón robado denunció a su hermano luego de encontrar una conversación en su cuenta de Facebook en la que el joven planeaba el asalto junto con un amigo.
El muchacho fue encontrado por la policía en el asentamiento Castro de Guaymallén. Como tiene menos de 18 años quedó a disposición de la Fiscalía de Menores.

En la casa allanada los efectivos aprehendieron a varias personas y encontraron $80.000, que serían parte del botín robado, y gran cantidad de prendas de vestir que habrían sido compradas con ese dinero.

Luego del procedimiento, un hombre y una mujer, ambos mayores, fueron imputados por encubrimiento por el fiscal de Guaymallén Tomás Guevara.

Ayer siguieron los procedimientos en el asentamiento BAP y en el barrio Cooperativa de El Bermejo, y los pesquisas arrestaron a un joven de 24 años sospechado de ser otro de los encubridores. Además se secuestraron cartuchos de distinto calibre, un uniforme completo de la policía y dos uniformes del IUSP (Instituto Universitario de Seguridad Pública).

Hace algunos días se entregó un menor, quien junto con el hijo de las víctimas serían los autores del robo del millón.

Este joven llegó a una dependencia policial en compañía de un mayor y con $20.000 que serían también parte de lo robado.
Se siguen buscando los restantes $900.000, por ahora sin pistas concretas.
Fuente:

Más Leídas