policiales - Las Heras Las Heras
sábado 14 de enero de 2017

Cayó la banda de Los Pitufos con drogas y objetos robados

Fueron detenidos en una villa de Las Heras. Cuatro de los miembros del grupo delictivo son hermanos. Robaban y asaltaban, y lo recolectado se lo daban al jefe, que reducía el botín. Además, hallaron medio kilo de cocaína.

Hacía tiempo que la policía estaba tras los pasos de Los Pitufos y su enigmático jefe: el Zapatero.
La banda delictiva operaba robando y perpetrando asaltos al menudeo desde la Villa Democracia, un asentamiento marginal ubicado en Manuel A. Sáez y Junín, de Las Heras,
Ayer por la mañana, la totalidad de la banda cayó tras las rejas luego de un exitoso operativo de la División Robos y Hurtos, a cargo del comisario Adrián Amaya .

Siete detenidos (uno es menor), más el secuestro de casi medio kilo de cocaína, más de $50 .000 en efectivo, gran cantidad de objetos robados, una escopeta y medio centenar de proyectiles es el saldo del procedimiento. Todo, incluso la droga, fue hallado en manos de El Zapatero, cuyo taller de calzados parece ser sólo una pantalla tras la cual funciona un próspero almacén, en el que se reducen objetos robados, y se vende cocaína al vecindario y al que esté dispuesto a pagarla.

La banda, integrada mayoritariamente por los hermanos Castillo (son cuatro de los siete integrantes del grupo delictivo), debe su nombre a la baja estatura de todos los miembros.

Vinculada al menos a tres robos que se investigan y sospechada de varios atracos, se podría decir que Los Pitufos son una banda de aproximación.

Su estilo ha sido, hasta ahora, servirse de lo que podían recolectar en los alrededores de la barriada donde viven sus miembros, sin alejarse demasiado.

Su modus operandi tenía por objetivo dar un golpe rápido y luego refugiarse en la villa, donde estaban protegidos de cualquier persecución que no fuera la policíaca.

En el último tiempo, a Los Pitufos se los sospechaba de haber robado en el Hiper Cerámico, ubicado sobre el Acceso Norte y cuyos fondos están al frente de la villa de la banda; el Domo (complejo de canchas de fútbol 5), ubicado al lado del anterior, y un depósito de Canal 7, también sobre la misma franja de edificación.

Sin embargo, no sólo se dedicaban el robo puro y simple. También salían "de caño" a cometer asaltos, es decir, a robar a mano armada.

Fieles a la regla básica, aún cuando iban a hacer algún atraco, nunca lo hacían lejos de casa.
Su blanco favorito para ello eran las paradas de colectivos que están en los alrededores de Manuel A. Sáez y Acceso Norte. Oscuras y solitarias, son ideales para sorprender a las víctimas y quitarles en poco segundos lo que tengan a mano.

Por eso, cuando la División Robos y Hurtos arribó ayer a la madrugada a la Villa Democracia, les cayó encima con media docena de allanamientos y una veintena de policías armados para mantener todo bajo control y que la tarea investigativa no fuera obstaculizada por el vecindario.

Los arrestos y secuestros


Tras ejecutar las medidas judiciales, la policía detuvo Jorge Antonio Irazábal (El Zapatero), de 46 años, y a los hermanos Brian, Lucas, Kevin y Eduardo, todos de apellido Castillo y menores de 25 años, más otro mayor que no fue identificado, y a un menor de 17 años.

En el taller de zapatos de Irazábal se encontró todo lo que finalmente fue incautado: 459 gramos de cocaína, $ 54.866 contante y sonante, una balanza de precisión, un mortero de madera, una escopeta calibre 12,70 marca Magtech con 17 cartuchos del mismo calibre; 50 cartuchos calibre 38 y tres cartuchos calibre 32.

Entre los objetos que se presumen robados se hallaron 20 reflectores, 15 cámaras de seguridad, un monitor de computadora, un televisor Samsung de 49 pulgadas, un tablero metálico de un sistema de alarma, tres rollos de lana de vidrio, un ventanal de cancha de fútbol, una máscara de soldar, dos amoladoras, un taladro, una caja de herramientas mecánicas, dos DVD, dos estéreos, una notebook, dos palas punta corazón, una luz de emergencia, un amplificador, varios plafones de luz y una bicicleta marca Fiorenza.

Los investigadores afirman que los objetos secuestrados son producto de los distintos robos y asaltos que la banda de Los Pitufos llevaba a cabo en la zona. Muchos de estos coincidiría con lo que fue denunciado como robado en los lugares ya mencionados.

La banda tomaba lo ajeno y luego se lo entregaba todo a su jefe, El Zapatero, quien se encargaba de reducir todo lo sustraído comercializándolo en el mercado negro, sobre todo en ferias del usado, donde se encuentran objetos necesarios muy baratos.

Los detenidos quedaron en manos de la Unidad Fiscal de Las Heras que con lo obtenido tendrá la tarea de acusarlos, recolectar más pruebas y llevarlos a juicio.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas