Caso Próvolo: quieren que el enviado del Vaticano declare sobre los traslados de los curas

Dante Simón, el vicario judicial, deberá decir qué sabía la Iglesia de los destinos de los curas acusados de pedofilia. También se pretende citar al ex obispo Sergio Buenanueva, aunque éste podría presentar su declaración por escrito.

El vicario judicial Dante Simón, enviado en abril pasado por el Vaticano a interiorizarse sobre los abusos denunciados en el instituto Antonio Próvolo en Luján, está citado a declarar en la causa mañana a las 8. El religioso de la congregación de la Doctrina de la Fe deberá explicar qué sabía la Iglesia de los traslados de los sacerdotes que recalaron en el instituto local,ç luego de tener varias de denuncias de abusos sexuales, entre otros ocurridos en Verona, Italia, y en La Plata.

"Pedimos que fuera citado para explicar cuánto sabía la Iglesia de los traslados de Corradi, por ejemplo, luego de que se conocieran dos videos (ver qr) en los que un periodista italiano entrevista a un sacerdote que estaba internado en Italia y este confiesa que a los religiosos que tenían denuncias por abusos sexuales se los enviaba a la Argentina", apuntó Sergio Salinas, uno de los abogados querellantes en la causa del Próvolo, quien aseguró que "ese sacerdote que confiesa los abusos sexuales desapareció y eso nos preocupa".

Buenanueva con trato especial
A la declaración de Simón, los abogados que representan a las víctimas pretenden sumar también la citación a monseñor Sergio Buenanueva, ex obispo auxiliar mendocino, quien en una nota periodística había admitido: "Uno de los grandes errores de la Iglesia argentina fue proteger a los curas abusadores".

Sin embargo, la presencia de Buenanueva en los tribunales mendocinos dependerá de su voluntad, ya que el artículo 241 del Código Procesal Penal habilita a los "altos dignatarios de las iglesias legalmente reconocidas por la República Argentina" a tener un trato especial por el cual no están obligados a comparecer ante la Justicia, igualándolos a la situación de un presidente o un legislador. Por lo tanto el ex obispo podrá, de quererlo así, presentar su declaración por escrito.

En otro video realizado en 2014 que también se sumó a la causa se ve a varias víctimas de abusos clericales reclamarle al papa Francisco que haga justicia por los distintos casos de sacerdotes pedófilos. Allí se lo nombra a Nicola Corradi como uno de los implicados y se lo ubica en el instituto Antonio Próvolo de La Plata, en Buenos Aires.

2.000 procesos
Francisco dijo que esa es la cantidad de curas sospechados. La Iglesia Católica evalúa crear tribunales continentales para agilizar unos 2.000 procesos de curas acusados de abusos sexuales, afirmó el papa Francisco al regresar del santuario portugués de Fátima.
Fuente:

Más Leídas