Caso Próvolo: le dieron la prisión domiciliaria al cura Horacio Corradi

Lo determinaron los fiscales de la causa. Un médico de la cárcel determinó que no puede continuar alojado en el penal debido a su edad y sus enfermedades.

En la mañana de este jueves y tras permanecer más de un mes en la cárcel, las autoridades judiciales le otorgaron la prisión domiciliaria a Nicolás Corradi (82), uno de los dos curas acusados por los múltiples abusos sexuales a menores hipoacúsicos en el instituto Próvolo de Luján de Cuyo.

La decisión fue tomada por los dos fiscales que lideran el caso, Gustavo Stroppiana y Fernando Guzzo, tras varias presentaciones por parte de la defensa del imputado para afrontar el proceso investigativo fuera del penal.

Corradi estaba alojado desde el 1 de diciembre en el penal de Boulogne Sur Mer, pero su condición física hacía presumir que podía obtener la prisión domiciliaria. No sólo por su edad –supera ampliamente los 70 años que establece el Código Procesal Penal- sino que también el médico del Servicio Penitenciario emitió un informe donde dictamina que no puede estar alojado en el penal. "La idea es que no muera en la cárcel sino que llegue a afrontar un juicio por estos hechos", graficó una fuente ligada al caso.

De todas formas, el cura estará sometido a una serie de condiciones procesales. Entre ellas, debió fijar un domicilio donde deberá quedarse mientras avanza la pesquisa. Según trascendió, Corradi dio la dirección de una pareja allegada, ya que antes su lugar de residencia era justamente el instituto Próvolo. En ese lugar habrá custodia policial y una pulsera electrónica para monitorear sus movimientos.

Como el acusado sufre mareos, tiene ceguera en uno de sus ojos, no escucha con claridad y se moviliza en silla de ruedas, el riesgo de fuga es mínimo, explicaron los sabuesos judiciales.

Por su parte, la situación de los otro cuatro acusados en el expediente se mantiene inalterable hasta el momento.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas