policiales - Las Heras Las Heras
miércoles 20 de abril de 2016

Caso Miczko: la familia es querellante y presentó dos testigos

Nuevos avances en la causa que investiga la muerte del menor de 17 años en manos de una policía. La Justicia espera aún más pruebas.

Si bien ya ha pasado más de un mes desde que Facundo Ruli Miczko fue herido de muerte, la Justicia aún no determina el futuro procesal de la policía que efectuó el disparo letal. En la causa aún se están incorporando pruebas y dos nuevos testigos podrían cambiar el rumbo del expediente.

En los últimos días, la familia del joven de 17 años se presentó como querellante en la causa que instruye el fiscal de Capital Gustavo Pirrello. Esto no sólo significa un impulso en la causa por parte del entorno de la víctima fatal, sino que también presentaron dos testigos presenciales que ahora prestarán declaraciones.

Según prevén las fuentes ligadas al caso, se espera que estos testimonios compliquen la situación procesal de la uniformada. Sin embargo, para que sus testimonios sean válidos, se debe poder comprobar que estuvieron presentes durante el incidente y que fueron testigos oculares del mismo.

El fiscal espera además el resultado del peritaje balístico que se realizó sobre el arma que tenía en su poder Ruli Miczko durante el enfrentamiento. A prima facie se determinó que se trataba de un arma de fogueo –hace el estruendo pero no dispara de verdad-, aunque esto deberá ser confirmado por Policía Científica.

Estos serán los últimos elementos a incorporar en el expediente para que el magistrado determine si debe imputar o no a la policía.

En los últimos días, el Cuerpo Médico Forense (CMF) entregó el informe final de la necropsia que se realizó sobre el cadáver de Miczko. La causa se muerte fue un shock hipovolémico que generó el proyectil que ingresó por su brazo y atravesó todo el torso del joven.

Esto condice con la versión primaria de que, al momento de ser herido, el adolescente tenía su cuerpo girado y estaba apuntando con su arma a la funcionaria policial.

El caso

Ruli Miczko era un conocido adolescente que vivía en el barrio San Martín de Ciudad. Según sostiene la reconstrucción judicial, el joven circulaba en una moto que era conducido por otro muchacho de 18 años.

En el límite entre Capital y Las Heras comenzó una persecución ya que no se detuvieron ante la presencia de personal de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP). La uniformada realizó un disparo intimidatorio hacia el aire para que cesaran la evasión, pero Miczko apuntó contra ella con su arma. En ese momento recibió el disparo que le terminó quitando la vida.

Fuente:

Más Leídas