policiales - Femicidios Femicidios
miércoles 28 de septiembre de 2016

Ayelén: una víctima de su padre y de sus hermanos que no le perdonaron que buscara justicia

Ayelén Arroyo denunció a su padre hace dos semanas por los abusos sexuales que sufría. Los hermanos la amenazaron y no le perdonaron que ella haya ido a la Policía.

Ayelén Arroyo, de 19 años, fue asesinada por su padre en su casa de Luján en la mañana de este miércoles. Catorce días atrás, ella lo había denunciado por los abusos sexuales de los que era víctima desde chica. Fue doblemente víctima, pero ya no solo de su padre, sino también de sus hermanos, que le dieron la espalda y hasta la amenazaron de muerte luego de que su progenitor permaneciera un día tras las rejas.

El trágico hecho ocurrió en la mañana de este miércoles en una casa ubicada en la Ruta 15, en el barrio Las Rosas, de Ugarteche Luján. En el momento del crimen, en el lugar solo estaba un chico de 11 años, hermano de la víctima, y una nena de un año y medio, hija de Ayelén.

Roque Arroyo llegó a la casa, donde ingresó a pesar de tener una prohibición de acercamiento y con un cuchillo atacó a Ayelén y la mató de una puñalada en el cuello. Inmediatamente el hombre escapó del lugar.

Vecinos indicaron que se escucharon los gritos e inmediatamente alguien avisó a la Policía. Los efectivos recorrieron la zona hasta que atraparon a Roque Arroyo.

La denuncia
Ayelén lo había denunciado el 14 de septiembre por los reiterados abusos sexuales de los que era víctima desde chica. Fue acompañada de una amiga que la apoyó en todo ese proceso.

Ese mismo día, al regresar a su casa, luego de una serie de trámites que tuvo que hacer por esa denuncia, se encontró con que la Policía ya había sacado al hombre de allí. Pof fin iba a tener paz, o lamentablemente eso creyó.

Se equivocó. La denuncia provocó el enojo de uno de sus hermanos, Rafael, quien vive en un barrio aledaño, y la amenazó de muerte. El calvario aún continuaba.

Su otro hermano, Fabricio, quien vivía con ella, también se molestó por la situación y discutió con Ayelén, a pesar que en un principio él también iba a declarar en contra de su padre.

La Policía fue casi a diario a la casa de Ayelén debido a las constantes amenazas que recibía por parte de su familia que no aceptó que denunciara a su padre.

Incluso en la noche del martes un móvil fue hasta el lugar debido a una fuerte pelea que tuvo con su hermano Fabricio.

La amiga
En la mañana de este miércoles, cuando Ayelén ya estaba muerta, llegó hasta su casa, Silvia, la amiga que la había acompañado a denunciar a su padre.

No podía creer lo que había ocurrido y rompió en llanto mientras repetía que ella había estado con Ayelén mientras hacía la denuncia.

El padre de la hija de Ayelén y un hermano de la víctima reaccionaron y acusaron a Silvia de ser la culpable por lo ocurrido, debido a que para ellos no debería haber denunciado a su padre.

La familia
La joven de 19 años tenía tres hermanos varones, el más chico de 11 años, y Marcela, hermana mayor que se fue de la casa hace varios años y hoy vive en otra provincia.

La madre de estos cinco hermanos también abandonó a la familia cuando su hijo más chico era apenas un bebé.

Rafael, el mayor de los varones, vive en un barrio aledaño, y fue en esa casa donde se refugió Roque Arroyo cuando fue sacado por la Justicia de su vivienda tras la denuncia de Ayelén.


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas