policiales - San Rafael San Rafael
domingo 11 de junio de 2017

Atrapan al Manolito Godoy, buscado por amenazar a su pareja

El joven de 27 años fue detenido en un restorán de San Rafael luego de un gran operativo. Además, tiene una causa por robo agravado a un taxista en abril de este año

La división Investigaciones de San Rafael logró la captura del Manolito Godoy en la noche del viernes. El hombre cuenta con un amplio prontuario y tenía pedido de captura por amenazar de muerte a la pareja y sus hijos, y por robo agravado.

El sujeto de 27 años era intensamente buscado por esas dos causas. Una por amenazas de muerte y violencia hacia la pareja de 24 años y los tres hijos, y en segundo lugar por un robo agravado ocurrido en abril. La víctima fue un taxista al que además de llevarle la recaudación le cortó el cuello antes de escapar.

El arresto del Manolito se concretó alrededor de las 23 del viernes en el local de comidas El Gran Lomo, cerca de la rotonda oeste de San Rafael.

Debido a los antecedentes del Manolito, que estuvo en el penal por delitos graves, la detención se realizó dentro de un amplio operativo policial que incluyó a personal de Investigaciones con apoyo de la Compañía Motorizada.

El hombre quedó alojado en los calabozos de la unidad investigativa sanrafaelina y mañana será puesto a disposición del juez Gabriel Ravagnani.

Captura
Las causas contra el Manolito Godoy en manos del juez Ravagnani se remontan a febrero pasado.

En ese entonces, la pareja lo denunció por las constantes amenazas de muerte de las que eran víctima ella y sus tres pequeños.

A partir de ahí, el juez le dio protección policial y ordenó la búsqueda del agresor.

Dos meses más tarde, la policía lo ligó con un asalto a un taxista cometido el 10 de abril. El delincuente abordó al chofer en el barrio Constitución y colocándole un arma blanca en el cuello lo amenazó con quitarle la vida si no le entregaba las pertenencias. Sin oponer resistencia, el taxista le entregó el dinero de esa jornada laboral y los efectos personales que tenía a mano.

El Manolito tomó las pertenencias y escapó, no sin antes cortarle el cuello al tachero.

Con esas dos causas, el magistrado ordenó la captura pero no fue fácil dar con él.

Durante más de un mes se realizaron múltiples allanamientos en su casa, en Tropero Sosa al 400, del barrio Constitución, y en otras viviendas de la zona, pero hasta ahora, había logrado escabullirse, incluso recibiendo ayuda de algunos vecinos. Además, cada vez que la policía iba tras él, no dudaba en reiterar que se vengaría y el blanco de sus amenazas era la familia.

Finalmente, el viernes por la noche, la policía lo cercó en El Gran Lomo y le colocó las esposas.
Ante el juez de la causa deberá responder por coacción en concurso real y violencia de género, más robo agravado por el uso de arma blanca.

Fuente:

Más Leídas