policiales - Crimen de las mendocinas Crimen de las mendocinas
viernes 22 de septiembre de 2017

Así fue la última jornada del juicio por el crimen de Majo y Marina

Durante una extensa jornada, los abogados dieron a conocer sus alegatos.

Enviado especial a Ecuador

Poco más de una hora duraron las argumentaciones de las partes previo a la sentencia. Como de costumbre, el primer turno fue de la Fiscalía, representada por Cesar Peña Morán.

Tal como había anticipado previo al comienzo del debate, se solicitó 40 años de prisión para Pérez Castro como autor de doble asesinato agravado por alevosía, ensañamiento, hacerlo para ocultar otro hecho -el abuso sexual-, por ser cometido en noche, en poblado y por la participación de dos o más personas.

El magistrado consideró que el ADN era una "prueba irrefutable de que estaba en el lugar de los hechos" y calificó como "vagos" los testigos de la defensa. También remarcó que el sospechoso no dijo en su primera declaración de la investigación que había estado viviendo en lo de Ponce Mina.

"Hubo secuestro, violación, tortura y asesinato. Las víctimas también son el Estado y las familias de las víctimas", cerró su alegato el fiscal.

"La verdad procesal ha surgido. Hay un indicio único de carácter concluyente, es categórico y determinante", comenzó alegando el querellante Osiris Sánchez en referencia a la prueba de ADN.

Agregó que no se haya comprobado que haya tenido una afección dental: "El dentista dijo que la intervención fue posterior y que no había una infección". "No se ha derruido la prueba genética. Además no se halló una salpicadura como dijo el procesado, se hallaron manchas", argumentó.

Concluyó diciendo que "los únicos testigos de este delito están muertos", en referencia a Majo y Marina. Se adhirió al pedido de pena de la Fiscalía.

Finalmente el defensor Antonio Gagliardo esbozó que ningún testigo ubicó a Pérez Castro en los hechos. "La Policía dijo que mi cliente siempre colaboró. Él fue en marzo al dentista con la herida seca, pero en enero es cuando sangra", dijo entre sus principales premisas.

"Los acusadores hacen presunciones. Lo único que hay es el ADN, no hay nada mas", manifestó al pedir su absolución.

Fuente:

Más Leídas