policiales policiales
domingo 28 de febrero de 2016

Asaltan al chofer de un alto jefe policial en Guaymallén

Delincuentes armados lo atacaron cuando iba en la camioneta oficial del comisario Alberto Ventura. Para intimidarlo, dispararon un arma de fuego. Le robaron el vehículo que apareció 3 horas después en Lavalle

La camioneta Toyota Hilux doble cabina en la cual se moviliza un alto jefe policial fue blanco de un asalto el viernes por la noche, cuando a bordo iba solamente el chofer del funcionario.

Este hecho de inseguridad que sucedió en Guaymallén puso en riesgo la vida del suboficial –el nombre se reserva por razones legales–, ya que los delincuentes efectuaron un disparo, que en un primer momento hizo temer lo peor.

El reloj marcaba las 23 cuando la camioneta en la cual se moviliza el jefe departamental de Las Heras, el comisario Alberto Ventura, iba circulando fuera de su jurisdicción, por las calles Profesor Mathus y Tirasso, de Guaymallén.

El vehículo, que tiene los vidrios polarizados, circulaba a velocidad moderada cuando –según contó el chofer– en forma imprevista se le cruzó un Gol que le cerró el paso, por lo cual a él no le quedó otra alternativa que la de parar.

Allí fue cuando dos de los cuatro asaltantes que iban en el auto se bajaron y efectuaron un disparo que no lo alcanzó.

Luego dos de ellos subieron a la Toyota y el resto siguió en el Gol huyendo hacia la ruta 40, rumbo a Lavalle. Apenas pudo, la víctima avisó a sus pares al 911. En forma inmediata fueron al lugar del asalto varios móviles y se implementó un operativo cerrojo que fracasó porque no se logró detener a los autores del ataque.

Lo que sí consiguieron –pese a que los vehículos de los jefes policiales carecen de GPS– fue hallar la camioneta de Ventura alrededor de las 2 en la zona de El Pastal.

Generalmente, los delincuentes suelen esconder (en la jerga "los duermen") a los vehículos que roban para utilizarlos luego y cometer un delito. Afortunadamente, este no fue el caso y se limitaron a abandonarlo.

Preocupante

Durante el operativo se vivió una situación de zozobra cuando efectivos uniformados no reconocieron a sus pares que estaban en la búsqueda igual que ellos y les dispararon.

Seguramente, no deben haber reconocido a los vehículos que usa la policía de Investigaciones, que no llevan insignia alguna. Sólo por un hecho fortuito no sucedió algo irreparable. Ahora la Oficina Fiscal de Rodeo de la Cruz investigará lo ocurrido y otro tanto lo hará la Inspección General de Seguridad (IGS)porque no había operativos en Guaymallén que justificaran el desplazamiento de esta camioneta a esa hora y en ese departamento.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas