policiales - Las Heras Las Heras
jueves 14 de julio de 2016

Allanaron por segunda vez un desarmadero ilegal de autopartes

Fue en Las Heras. Encontraron autos robados, puertas con los números limados y una infinidad de irregularidades. En 2013 ya había sido allanado, pero por la falta de control el comercio siguió funcionando.

Una innumerable cantidad de autopartes con sus números limados, vehículos robados y todo tipo de irregularidades se encontraron en un galpón en Las Heras tras un operativo realizado por la Policía con el apoyo de distintos organismos de control del Estado. Se hizo de esta forma porque la Justicia negó un allanamiento en el lugar. En el 2013 había sido allanado por el mismo delito.

El procedimiento se realizó en la mañana de este jueves en la lateral Este del Acceso Norte, en Las Heras, a pocos metros del Hipercerámico, donde personal de Investigaciones irrumpió en el lugar junto con personal de la Subsecretaría de Trabajo, AFIP, ATM, Defensa al Consumidor, Dirección de Fiscalización y Control, y la Municipalidad de Las Heras.

Allí estaba el encargado y dos empleados más, quienes quedaron demorados mientras se realiza el operativo y encuentran al dueño del lugar.

Este hombre ya había sido imputado en el 2013 por tener un desarmadero de vehículos clandestino en ese mismo lugar, donde también encontraron autos robados y cientos de elementos productos del desguase.

El Subsecretario de Seguridad, Néstor Majul, dijo a diariouno.com.ar: "Con el fiscal Fernando Giunta se pidió una orden de allanamiento, la cual fue denegada, por eso hoy acudimos a estos organismos del Estado".

"Cuando entramos constatamos varias irregularidades tal como el raspado de numeración de autopartes, y el hallazgo de tres vehículos robados en medio de asaltos a mano armada: un Ford Focus en Maipú, un Ford Ecosport en Las Heras y un Chevrolet Corsa robado en Guaymallén", explicó el funcionario quien agregó que con esto ya se hay delito y se aguarda que la Justicia otorgue el allanamiento solicitado.

Majul expresó que esto es el "inicio de algo que vamos a hacer sistemáticamente todas las semanas".

"Hoy hay robos de autos en Mendoza es porque hay lugares como este que descuartizan y venden sus partes, y también funciona porque existen lugares que venden estas autopartes, y gente que compra", indicó.

Dijo que la idea de hacer estos procedimientos con mayor frecuencia apunta también a terminar con el robo de vehículos en Mendoza "que es un problema grave en la provincia".

En esta oportunidad, Majul sostuvo que espera que "la imputación sea de tal magnitud para que este hombre decline de esta actividad".

Agrandó el negocio
En marzo de 2013 ese mismo galpón ubicado en la lateral Este del Acceso Norte, entre Pascual Segura y Manuel A. Saez, de Las Heras, había sido allanado tras una investigación de cuatro meses.

En ese momento se secuestraron en total 39 vehículos robados y desarmados, aunque además había cientos de autopartes de otros autos y camionetas.

También había autos vendidos en remates, entre ellos móviles de la Policía. Además se encontraron vehículos de alta gama como Toyota, Amarok, un Mini Cooper totalmente desarmado, un Fiat 500 nuevo. Muchos de los tableros tenían las llaves puestas, por lo que se supo que habrían llegado con los autos hasta allí.

El entonces ministro de Seguridad, Carlos Aranda, dijo que en el lugar estaban "los registros de los compradores y esa es una punta para llegar a conocer la organización de la banda y la forma de operar.

Sin embargo, ante la vista de todos, hoy se pudo evidenciar que en tres años no pasó nada e incluso el hombre dedicado a esta millonaria actividad agrandó notoriamente el stock de su comercio.

Control del Estado
Personal de Defensa al Consumidor trabajó en el operativo y constataron el faltante de elementos obligatorios como el libro de queja, el informe de los medios de pago que utiliza, el decálogo del consumidor exhibido.

Además las chacharitas deben contar con un libro de ingreso y egreso de la mercadería usada que es la que se comercializa, y eso tampoco existe en este caso.

Dependiendo la defensa que haga el dueño del lugar, se verificarán sus dichos y en caso que no sean suficientes se determinará una sanción que puede ir desde una multa hasta la clausura completa del lugar.

Por su parte ATM verificó que en el lugar no había facturas de compra de los elementos que están a la venta, como tampoco hay un inventario ni una documentación que indique el origen y procedencia de cada autoparte.

La sanción para ellos también sería la clausura.

Fuente:

Más Leídas