policiales - Alan Villouta Alan Villouta
viernes 15 de septiembre de 2017

Alejandro Verdenelli pidió perdón por la muerte de Alan Villouta

Fue en medio de la audiencia de prisión preventiva donde, delante de los padres del joven de 20 años atropellado en el Acceso Sur, lloró y aseguró que nunca lo vio cruzar.

Alejandro Verdenelli, acusado de atropellar, matar y abandonar a Alan Villouta, pidió perdón a la familia del joven de 20 años que murió en la madrugada del sábado 26 de agosto en el Acceso Sur, frente a La Barraca, en Guaymallén.

En la audiencia de prisión preventiva el juez de garantías David Mangiafico definió que Verdenelli seguirá detenido con prisión domiciliaria, mantuvo la imputación de homicidio simple con dolo eventual y elevó a 2 millones de pesos la fianza. El miércoles pasado pagó 1.500.000 que había impuesto el fiscal de Homicidios Carlos Torres.

Durante la audiencia, el empresario de transporte pidió perdón a Andrés Villouta y a su familia por haber provocado la muerte de Alan.

Verdenelli se quebró en medio de la audiencia y entre lágrimas aseguró que nunca vio al chico cruzar por el Acceso Sur debido a que no pensó que alguien podría pasar por allí.

El empresario está imputado por homicidio simple con dolo eventual, lo que prevé una pena de hasta 25 años. Su defensor pidió al juez Mangiafico que se cambie la carátula por homicidio culposo.

El miércoles pasado el fiscal de Homicidios Carlos Torres le otorgó a Verdenelli la prisión domiciliaria, luego de haber pasado poco más de dos semanas en el penal.

El motivo fue que los exámenes psicológicos indicaron que no había peligro de fuga como tampoco que entorpezca la investigación. Además pagó 1.500.000 de pesos de fianza y se le colocó una pulsera electrónica para controlarlo.

Esto generó un gran malestar en la familia de Alan, debido a que no están de acuerdo a que el asesino de su hijo esté en la comodidad de su casa, mientras que el joven de 20 años está muerto desde el 26 de agosto.

El hecho
Alan Villouta trabajaba en una pizzería de La Barraca, en Guaymallén. Cerca de las 2 del sábado 26 de agosto, salió de su trabajo y para regresar a su casa debía cruzar el Acceso Sur.

alan villouta.jpg

Fue en ese momento cuando Verdenelli lo atropelló con su Porsche Cayenne, y siguió su marcha sin detenerse. El joven murió en el lugar sin asistencia.

Un video mostró el momento en el cual el empresario llegó a su casa de Carrodilla, Luján, donde lavó su vehículo y luego salió en otra camioneta.

Algunos testigos indicaron que lo vieron en el lugar del hecho cuando ya estaba la Policía, tratando de observar qué había pasado.



Fuente:

Más Leídas