policiales - Mendoza Mendoza
sábado 27 de agosto de 2016

AFIP y Aduana recuperaron celulares y notebooks por un valor de $1.570.900

Estos elementos iban a ser comercializados en forma ilegal en el mercado. Dos personas fueron detenidas.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a través de la Aduana, secuestró celulares y notebocks por un valor de $1.570.900 en dos procedimientos realizados en el Área de Control Integrado de Uspallata.

En total fueron 472 celulares y 10 notebocks que iban a ser comercializados en forma ilegal en el mercado. Durante los procedimientos dos personas fueron detenidas y puestas a disposición del Juzgado Federal a cargo de Walter Bento.

Los llevaron a la Unidad Federal 32 de los Tribunales Federales, donde será indagados en las próximas horas. A partir de ese momento, quedará definida su situación procesal.

Descubiertos

Ambos procedimientos se realizaron en el Área de Control Integrado Uspallata y fueron consecuencia de controles de rutina efectuados por el personal aduanero.

El primero de los hechos involucra a un hombre y una mujer que se dirigían desde Polvaredas hasta Mendoza en un automóvil Peugeot 206.

Al parecer, los ocupantes del vehículo no pensaban ser inspeccionados, por lo que llevaban los 468 teléfonos celulares sobre el asiento trasero del vehículo. El valor en plaza de los teléfonos secuestrados ronda la suma de $1.240.000.

Tras el hallazgo se dio intervención a la Justicia, que dispuso la inmediata detención del hombre y el llamado a declaración indagatoria de su acompañante. Los teléfonos y el vehículo también quedaron a disposición de la Justicia.

En el segundo procedimiento, los agentes de la Aduana descubrieron 10 noteboks, 4 celulares e indumentaria que fueron valuados en $330.900.

Estos objetos estaban ocultos en distintas cajas de herramientas que estaban ubicadas debajo de la cama en la cabina del conductor de un camión, que se dirigía desde Chile hacia Ciudad.

El chofer del pesado vehículo quien es de nacionalidad argentina será llamado a declarar por la Justicia, a cuya disposición quedaron tanto la mercadería como el vehículo.
Fuente:

Más Leídas