policiales policiales
jueves 21 de abril de 2016

Accidente fatal: "Nosotras los vimos venir y no podíamos creer lo que estaba sucediendo"

Dos personas fallecieron este miércoles en un accidente cuando el dueño del auto salió a probar el auto con su mecánico. La tragedia fue frente a su esposa embarazada

Martín Sebastián Ochoa (32) se levantó ayer como todos los días para ir a trabajar a la Feria de Guaymallén, donde hacía changas. Pero le preocupaba sobremanera que en su auto, un Mercedes clase A, algo no funcionaba bien. Entonces con buen criterio fue a ver a Martín Germán Segovia (30), quien era su mecánico de confianza, para que detectara el problema. Salió de su casa en Villa Nueva, Guaymallén, acompañado de su pareja, Vanesa, embarazada de 7 meses –tienen tres hijos más–, y su hermana, Romina. Puso en marcha el vehículo y partieron hacia la calle Severo del Castillo al 6500 de Los Corralitos, donde Segovia tenía un taller mecánico y de afinamiento. Llegaron alrededor de las 14.30.

Mientras las dos mujeres se quedaron en la puerta, ambos hombres partieron hacia el norte a probar el auto. No hacía mucho que se habían marchado cuando Vanesa y Romina vieron que el auto regresaba. Pero lejos estaban de imaginar que en pocos segundos más su vida cambiaría para siempre. Y fue cuando comenzaron a ver el zigzagueo imprevisto del Mercedes al mando de Ochoa, que venía por el carril de enfrente hacia el sur. Como en una película de terror, observaron que el auto impactó contra el costado de un Fiat Idea que estaba estacionado a la orilla de la calle, sin ocupantes. Pero no se detuvo allí. Siguió dando tumbos el descontrolado auto y terminó incrustándose contra un árbol, justo frente al taller.

Los gritos desesperados de la pareja y la hermana de Ochoa alertaron al vecindario, que salió la calle para tratar de socorrer. Quienes primero llegaron al auto fueron las dos mujeres. Sus ojos no podían dar crédito a lo que estaban viendo. Martín estaba atrapado contra el volante dentro del habitáculo mientras que Segovia tenía medio cuerpo fuera del auto.

Ambos habían perdido la vida en el acto.

Quien confirmó esto fue Romina al dialogar con UNO. Entre sollozos que no paraban y gritos, repetía una y otra vez: "Nosotras los vimos venir y no podíamos creer lo que estaba sucediendo, no puede ser. Con Vanesa corrimos hacia el auto, abrí la puerta para sacarlo y él estaba allí, muerto. No puede habernos pasado esto, es tremendo y no quiero que se lo digan a sus hijitos de 9, 4 y 2 añitos".

Con la mirada fija hacia el auto accidentado donde todavía no habían rescatado a su hermano, acariciaba a Vanesa –desfigurada por el dolor – pidiéndole a los gritos: "No se lo digas a los nenes por favor, van a sufrir mucho, todavía no".

Mientras Vanesa asentía con la cabeza tomada entre sus manos, al lado estaba María, la madre de Ochoa, en silla de ruedas. Como vencida por un dolor imposible de asimilar, no paraba de llorar y llamar a su hijo una y otra vez. No entendía la realidad que la estaba golpeando brutalmente en la cara y preguntaba una y otra vez: "¿Qué sucedió? ¿Esto nos pasa a nosotros?".

Romina que apenas podía sostenerse en pie trataba de consolarla y explicó: "Mamá está en sillas de ruedas porque tiene fractura de cadera y aún no la operaron. ¿Cómo hacemos ahora?". Luego repetía: "Te amo tanto, hermano. Cómo quisiera que fuera mentira. ¿Señor, por qué permitiste esto si éramos tan felices como familia?".

A medida que llegaban más familiares las escenas de dolor eran reiteradas.

Un padre sin consuelo
No sólo de parte de los familiares de Ochoa se registraron escenas desgarradoras.
El papá de Segovia estaba allí. Sólo atinó a decir cuántos años tenía su hijo y que era casado y padre de una nena. No apartaba la mirada de la Policía Científica. Luego caminó unos pasos para estar más cerca de Martín cuyo cadáver yacía sobre el suelo mientras un policía trataba en vano de sacarlo de allí. "Soy su padre y quiero ver todo. ¿Sabe que me sucedió algo terrible? Si todavía no puedo creerlo. ¿Cómo seguir ahora?"

Después se llamó a un silencio total.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas