Abusos en el instituto Próvolo: confirmaron que el trabajador detenido es imputable

Las autoridades dudaban de la situación de José Luis Ojeda ya que es hipoacúsico y tiene un leve retraso mental. Los peritajes confirmaron que puede someterse al proceso penal.

Tres imputados, un cuarto sospechoso detenido e innumerables horas de testimonios son los primeros avances de los múltiples casos de abuso sexual que fueron detectados en un instituto de Luján de Cuyo y tiene a miembros de la Iglesia en la mira. En las últimas horas se confirmó que uno de los acusados puede someterse a proceso.

El fiscal departamental Fabricio Sidoti imputó en la mañana de este lunes a los curas Nicolás Corradi (82) y Horacio Corbacho (55), como así también a José Luis Ojeda, una persona con hipoacusia que también habría colaborado con los clérigos. Los tres se abstuvieron de declarar al momento de ser formalizados.

Según relataron fuentes judiciales, en el caso de este último no sólo hubo dificultades para hacerse entender –los dos intérpretes para sordos que trabajan para el Poder Judicial se encuentran colaborando con la declaración de las víctimas- sino que padece una leve discapacidad mental. Los sabuesos judiciales detallaron que los primeros exámenes psicológicos confirmaron que comprendía la criminalidad de sus actos, por lo que Ojeda es pasible de ser imputado.

También trascendió que en las primeras horas de este martes el defensor oficial que representa a los acusados –al menos hasta que propongan un abogado particular-, Víctor Blanco, solicitará el beneficio de la prisión domiciliaria para Corradi debido a su edad. Esta persona también tiene dificultades para escuchar por lo que fue complicado hacerle comprender su situación procesal.

Mientras tanto, el procurador general Alejandro Gullé se dirigió hasta la Fiscalía para colaborar con el avance investigativo ya que, según indicaron, han salido a la luz varios casos de vejámenes en el instituto educativo Antonio Próvolo.

Las calificaciones

Fuentes ligadas al expediente detallaron las calificaciones por las cuales fueron imputados todos los sospechosos que tiene la causa hasta el momento. En el caso de ambos curas, recibieron la carátula de abuso sexual con acceso carnal. Uno de ellos por tres hechos y otro por cuatro, aunque este número podría aumentar con las declaraciones que se están tomando por estas horas. Este delito prevé una pena de prisión de 6 a 15 años.

En el caso de Ojeda, fue formalizado por abuso sexual en indeterminada cantidad de ocasiones y por corrupción de menores, delito que tiene de 3 a 10 años de prisión, según establece el Código Penal.

Si bien la causa tiene a una cuarta persona detenida, que es un monaguillo que trabajaba en la institución, hasta el momento no ha sido imputado por el fiscal Sidoti.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas