policiales - abuso sexual abuso sexual
jueves 31 de agosto de 2017

Abuso sexual en un psiquiátrico: la víctima tiene miedo de sacarse la ropa

La víctima es un joven autista de 26 años que vivió 3 años en el instituto Los Almendros, de Guaymallén. El hecho ocurrió en junio y aún no hay avances.

La investigación por un abuso sexual ocurrido a un paciente autista de 26 años en un instituto de salud mental de Guaymallén, aún no tiene avances a tres meses de ocurrido y denunciado. Faltan algunos informes pedidos por los investigadores pero personas cercanas a la víctima aseguraron que hasta tiene miedo de sacarse la ropa.

La denuncia fue realizada en los primeros días de junio y hasta el momento no hay sospechosos en la mira de los pesquisas.

Se trata de un hecho que sucedió a principios de junio pasado en el Instituto Los Almendros, ubicado en la esquina de Pellegrini y Emilio Civit, de San José, Guaymallén.

La víctima es un chico de 26 años, quien a pesar de su autismo, pudo contarle a su madre por señas y llanto lo que le pasó. Inmediatamente fue llevado al Hospital Carrillo, de Las Heras, donde constataron las lesiones que tenía por abuso sexual.

Una de las puntas de la investigación era determinar si había quedado material genético en el cuerpo o ropa de la víctima, para luego hacer cotejos con empleados, enfermeros o con otros pacientes internados en el lugar, pero los estudios indicaron que no había nada. Esto hizo más difícil la investigación.

Otro problema que tiene paralizada la causa, es que aún no estaría listo el informe pedido al Cuerpo Médico Forense para determinar si la víctima pude reconocer y señalar a su abusador. Esto es fundamental para saber si comprende lo que se le pregunta y si está en condiciones de declarar.

Mientras tanto, el chico que necesita una atención médica permanente debido a su alto grado de autismo, no regresó al instituto y ahora vive en su casa con su familia.

Personas cercanas a la víctima indicaron que psicológicamente quedó "destrozado" luego de lo ocurrido y que de noche tiene miedo de sacarse la ropa.

Fuente:

Más Leídas