policiales - Las Heras Las Heras
lunes 28 de marzo de 2016

A la mujer baleada por un vecino le reclamaban que sus hijos robaban

El violento hecho ocurrió en Panquehua, Las Heras. Todo se habría desatado por los presuntos robos de los hijos de la víctima en la zona y el hartazgo de los vecinos.

Mientras una mujer se debate entre la vida y la muerte en un hospital tras ser baleada en la cabeza, el joven que le disparó está detenido a la espera de algunas medidas y hoy será imputado. Todo se habría desatado por los presuntos robos de los hijos de la víctima en la zona y el hartazgo de los vecinos. El violento hecho ocurrió en Panquehua, Las Heras.

Según está plasmado en el expediente que instruye la fiscal Gabriela Chaves, vecinos de las calles 9 de Julio y Avellaneda le reclamaban continuamente Débora Rosales (31) por aparentes robos que sus hijos cometían en las inmediaciones.

La mujer defendía a los acusados y la gente la señalaba como encubridora.

El sábado, alrededor de las 14, una señora discutía con Rosales por este tema recurrente, cuando la primera de estas mujeres fue amenazada por un grupo de jóvenes, frente a un negocio en la esquina de 9 de Julio y Avellaneda.

En toda esta escena apareció Cristian Calderón (20), quien habría salido a defenderla. Imprevistamente este muchacho sacó un revólver calibre 22 y le disparó en la cabeza a Débora Rosales.

"No sabemos qué pasó para que reaccionara así. Se quedó al lado del cuerpo de la víctima y cuando llegó la policía confesó que él había disparado y entregó el arma", comentó uno de los pesquisas que investiga el caso.

Aparentemente, Calderón sería uno más de los que habría sufrido robos por parte de los jóvenes señalados.

Rosales fue trasladada al Hospital Central, donde quedó internada en terapia intensiva en grave estado.

Su pronóstico es reservado. La bala que impactó en su cabeza quedó alojada en el cerebro y por ahora no podrá ser extraída. La lesión provocó serios daños neuronales, según explicaron los médicos que la atienden.

Calderón, el agresor, está detenido en un calabozo de la Oficina Fiscal 5. Hoy será imputado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa.

Su abogado defensor pidió un examen psicológico para evaluarlo en ese aspecto, aunque "no se advirtieren alteraciones en él, parece estar consciente de todo", confió uno de los pesquisas.
El acusado se dedica a hacer changas, tal cual le dijo a la policía en el momento de su arresto.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas