DIARIO

Miércoles 01.04.2015

Jueves, 13 de junio de 2013

Otro cuento del tío: mandan mensajes de texto para luego chantajear al destinatario

Los SMS dicen “agendá mi nuevo número” y los números tienen características de San Luis y de Córdoba. Los investigadores sospechan que son internos de los penales de Mendoza. Estos son los números de donde provienen algunos de los mensajes

Compartir

Compartir

El Servicio Penitenciario de Mendoza iniciará una investigación interna para determinar si los SMS que en las últimas horas les están llegando a cientos de mendocinos con el texto “agendá mi nuevo número” (sic) están siendo enviados desde alguna de sus dependencias. La pesquisa surgió a raíz de que circula por las redes sociales la versión de que los autores de los mensajes serían delincuentes alojados en el penal que pretenden obtener datos personales para luego extorsionar a las víctimas.

Los mensajes provienen de teléfonos celulares de San Luis o del Sur de Córdoba, y son todos de la compañía Movistar. Un chequeo de UNO entre lectores y seguidores en redes sociales confirmó que los SMS provienen, al menos, de los siguientes números: 026-6 5013962, 026-65013963, 026-65013972, 026-65013973, 026-65014107, 026-65014130, 026-65014140 y 026-65013073, y del “mendocino” 02615096405. En todos los casos, al intentar comunicarse con ellos, la característica voz de la compañía responde de inmediato: “El teléfono celular solicitado se encuentra apagado o fuera del área de cobertura”.

De la misma manera en que se viralizaron estos mensajes, la respuesta en las redes sociales no se hizo esperar. Luego de describir lo mencionado anteriormente, la advertencia que circula pide no contestar el mensaje y denunciar su llegada al *611, el servicio de atención al cliente de Movistar. “Está verificado que te logean (sic) y son todos procedentes de la Penitenciaría de Mendoza”, explica la versión, para luego asegurar que “entre los que respondieron, a algunos no les pasó nada, a otros automáticamente se les inhabilitó la tarjeta SIM, a otros nos les prendió más el celular, y a otros los empezaron a llamar para chantajearlos y pedirles que les carguen crédito inventando variadas historias”.

¿Qué hay de cierto en todo esto? Diario UNO pidió respuestas a la compañía, que respondió que en los próximos días emitirá un comunicado.

Como ha sucedido en otras oportunidades, el único consejo posible es no responder los mensajes que provengan de desconocidos y, en caso de hacerlo, no ofrecer datos personales.

La investigación

Desde la oficina de Prensa del Ministerio de Gobierno, cartera de la que depende el Servicio Penitenciario, informaron que la cúpula mayor de la cárcel está en conocimiento de la maniobra, ya que “las mismas autoridades han recibido estos mensajes en sus celulares” y que, al intentar buscar algo de información al respecto se toparon con los “rumores” que circulan por las redes que indican que se trataría de SMS enviados por presos.

Ante esta situación, se convino iniciar una investigación interna para determinar si los mensajes provienen de celulares ubicados dentro de los pabellones de la Penitenciaría y, en caso de confirmarse, poder “determinar responsabilidades e iniciar el proceso de sanciones correspondiente”.



Dejanos tu comentario