DIARIO

Martes 28.04.2015

Policiales | Lunes, 16 de septiembre de 2013

Otra vez los pibes armados de Mendoza se mostraron en polémicas fotos en Facebook

Como trofeos los chicos de barrios mendocinos posan para la foto. Muestran la facilidad con la que consiguen armas de fuego de todo calibre.

Compartir

Compartir

Por Soledad Segade

segade.soledad@diariouno.net.ar




Los pibes armados de Mendoza no dejaron sus hábitos en las redes sociales y subieron más fotos donde se los ve armados con todo tipo de calibres. “Tenemos para largar y mucho mas para responder”, señala una imagen con seis chicos que posan armados.

Esta vez son “Los pibes del Lihué”, de Guaymallén a quienes se pueden ver en grupo y solos en fotos donde posan con armas que, al parecer, llevan siempre consigo.

“Somos pistoleros y musiqueros somos el que tiene el que tiene el tick en el dedo, pibes humildes y orgulloso de ser del Lihué y que se muera la policía”, reza otra imagen con chicos, algunos menores, con armas de fuego.

Al parecer entre los jóvenes el estar armados, amenazar a policías y autoproclamarse como “chorros” está de moda. Además esto continúa demostrando la facilidad que tienen estos chicos para conseguir cualquier tipo de arma que circulan en distintos puntos de la provincia.

En noviembre del año pasado un perfil de Facebook creado bajo el seudónimo de Duncan Macleod se encargó de juntar fotos de chicos de diferentes lugares del Gran Mendoza en las que se exhibían con armas como si fuesen trofeos.



Los pibes reaccionaron al enterarse que sus fotos fueron publicadas por este portal, y Duncan fue amenazado de muerte por ellos.

Esto mostró parte de una realidad de Mendoza que tiene que ver con la delincuencia y con la accesibilidad que las armas de fuego, sean pistolas, revólveres, escopetas y demás, circulan entre los jóvenes mendocinos, especialmente de barrios conflictivos.

Luego de conocerse la primera tanda de fotos, el Ministerio de Seguridad salió con toda su tropa a hacer allanamientos en varios barrios mendocinos, donde encontraron armas, drogas y algunos detenidos, esta práctica no cesó.

Y no sólo eran los chicos, sino también las chicas se animaron a publicar sus fotos en las que empuñaban armas de fuego de todo calibre.



El impacto de las imágenes y la noticia de lo que ocurría en Mendoza fue reflejado y replicado por varios diarios y portales nacionales.



Dejanos tu comentario