lunes 12 de septiembre de 2016

Peras, grandes aliadas del aparato digestivo

Las peras además de ser muy sabrosas son muy nutritivas y aportan beneficios a todo el organismo, principalmente al aparato digestivo.

La pera es una fruta dulce, sabrosa y con una gran cantidad de agua que ayuda a hidratar el organismo. A su vez tiene un gran poder saciante y está repleta de nutrientes.

Posee fibras tantos solubles como insolubles, vitaminas C, E y del complejo B, ácido fólico, minerales como calcio, potasio y más. Al igual que la mayoría de las frutas, una gran cantidad de nutrientes se encuentran en su cáscara, sin embargo debido a la gran cantidad de pesticidas que se utiliza actualmente en la industria lo mejor es consumirla pelada, salvo que sea de cultivo orgánico que alcanza con lavarla bien.

¿En qué nos favorece su consumo?

Consumir peras favorece a todo nuestro organismo. Su contenido de fibras favorece el sistema digestivo, facilita el tránsito intestinal, previene el estreñimiento pero también combate la diarrea, la gastritis o las úlceras, y sirve para aumentar la secreción de jugos gástricos y depurar el hígado y el páncreas.

A su vez aportan calcio, favoreciendo la salud de los huesos y hierro que ayuda a prevenir o tratar la anemia y refuerza el sistema inmunológico junto a la vitamina C, debido a que aumentan las defensas del cuerpo combatiendo virus, bacterias e infecciones.

Son ideales para prevenir la retención del líquidos debido a son un gran diurético y una gran fuente de potasio, que ayuda a desintoxicar el organismo y eliminar toxicas y desechos que el cuerpo no necesita.

También resultan un potente antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres que dañan las células y previene la aparición de enfermedades de enfermedades degenerativas como el cáncer, el deterioro cognitivo y el envejecimiento prematuro

Las peras tienen un bajo índice de glicemia a pesar de su sabor dulce, por lo que son aptas para diabéticos y además ayudan a controlar los niveles de glucosa favoreciéndolos.

El corazón también se ve favorecido con el consumo de peras, ya que su contenido de fibra y minerales como el potasio ayudan a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, regular la presión arterial y mejorar la circulación, y por lo tanto a cuidar la salud cardiovascular.


Fuente: .lr21.com

Fuente:

Más Leídas