País País
viernes 15 de abril de 2016

Xipolitakis volvió a tribunales a notificarse del embargo por el escandaloso vuelo que protagonizó

Concurrió con su pareja José Ottavis para notificarse. Se la acusa de infringir el artículo 190 del Código Penal que prevé penas de 2 a 8 años al que "ponga en peligro la seguridad de una nave".

La vedette Victoria Xipolitakis se notificó hoy en los tribunales de Comodoro Py del embargo de 250 mil pesos que le trabó el embargo el juez federal Sergio Torres, quien la tiene procesada por protagonizar el escandaloso vuelo de Austral del 22 de junio de 2015 con destino a Rosario.

Xipolitakis concurrió al juzgado junto con su pareja José Ottavis, diputado del Frente para la Victoria, para notificarse personalmente en el juzgado de Torres ubicado en el cuarto piso del edificio.

La vedette está cerca del juicio oral y público puesto que la Sala I de la Cámara Federal hace semanas confirmó su procesamiento: se la acusa de infringir el artículo 190 del Código Penal que prevé penas de prisión de 2 a 8 años al que "ponga en peligro la seguridad de una nave".

También están en la misma situación los pilotos Matías Soaje y Federico Zocchi, así como los embargos para los tres por 250.000 pesos.

El 22 de junio del año pasado Xipolitakis abordó el vuelo y fue invitada por Zocchi a pasar a la cabina de vuelo.

Todo fue filmado con su celular por la propia vedette y las imágenes trascendieron en un canal de noticias.

Para los investigadores, la presencia de Xipolitakis, así como el uso de su teléfono celular, principalmente de la red de mensajería Whatsapp durante el despegue y aterrizaje, puso en peligro la aeronavegación.

"Sin lugar a dudas, su presencia en la cabina de mando constituyó un importante factor de distracción para quienes comandaban la aeronave y un elemento que influyó negativamente en su conciencia situacional", sostuvo la Cámara al confirmar su procesamiento.

La utilización por parte de Zocchi Molina y de Xipolitakis de sus respectivos teléfonos celulares dentro de la cabina puede ser entendida, en sí misma, como un motivo adicional de distracción en los términos referidos, al margen de que a esta altura del proceso no pueda descartarse su potencialidad para afectar los sistemas del avión, ante la posible utilización de la red móvil por parte de la imputada en momentos inmediatos al despegue y aterrizaje", según el Tribunal.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas