País - Córdoba Córdoba
martes 12 de septiembre de 2017

Una nena está grave tras ser succionada por el filtro de una pileta en Córdoba

La bomba le succionó el pie a una nena, de seis años de edad, quien sufrió un paro cardiorrespiratorio en el club Universitario. Es similar a lo ocurrido en 2006 en la pileta de la UNCUyo.

Una nena, de seis años de edad, se encuentra internada en estado "reservado" en el Hospital de Niños tras ser succionada por uno de los filtros de la pileta del club Universitario de la ciudad de Córdoba.

"Fue un descuido, le succionó el piecito la bomba, y cuando veíamos que no salía, me tiré al agua y vi que estaba con el piecito trabado", contó el padre de la niña.

"Cuando desenchufaron la bomba, la pudimos sacar. Le hicieron los primeros auxilios hasta que llegó la ambulancia", agregó.

"Recién me llamó el presidente de la U, se portaron bien, estuvieron con nosotros toda la noche. Fue un descuido, un accidente. Dios quiera que mi nena salga, tiene que salir", dijo.

"No sabemos bien si ella metió el piecito o la bomba le succionó el piecito, entre todos pudimos sacarla y ahí nomás fue la reanimación. Ella está en la parte bajita, no llega al metro", relató la madre de la nena.

"Gracias a Dios la reanimó un doctor que había en el club. Dios me la devolvió y ahora está internada, entubada, no sabemos más que tomó temperatura. Todavía sigue en manos de Dios", indicó la mujer.

El parte médico dice que la niña se encuentra entubada, en un coma farmacológico y el médico Héctor de Uriarte, quien confirmó que la nena sufrió un paro cardiorrespiratorio.

"Sabemos que sale ahogada, sale en paro, la reanimaron. Tenemos que ver si en la ambulancia hizo otro paro", añadió en declaraciones a Radio Universidad.

El episodio ocurrió en la tarde del lunes cuando la nena tomaba una clase de natación en el club del barrio Alto Alberdi de la ciudad de Córdoba.

La causa está a cargo del fiscal Guillermo González, quien ordenó medidas para investigar el caso.

Un caso similar ocurrió en Mendoza

El domingo 8 de enero de 2006 Marcela Sánchez murió ahogada en la pileta del club de la Universidad Nacional de Cuyo. La nena y toda su familia eran socios del lugar.

Una de las piernas de la menor fue succionada por un desagote en el fondo de la pileta, lo que provocó que la niña quedara atascada allí y no pudiera salir a la superficie.

En ese momento la pileta estaba desagotándose y la toma de agua no tenía la rejilla correspondiente para evitar que ocurriera un accidente.

Un guardavidas intentó salvar a Marcela, aún con vida, pero como no pudieron parar la bomba que hacía desagotar el agua, los intentos fueron en vano.

El cuerpo de la nena fue rescatado 20 minutos después con la ayuda de una manguera atada a su torso (no había sogas) y ya no pudieron reanimarla.

Fuente:

Más Leídas