País País
jueves 07 de julio de 2016

Una aceitera se declaró en quiebra y cien trabajadores quedaron en la calle

Después de haber estado cuatro meses sin cobrar sus salarios, los empleados se encontraron con la planta cerrada.

Unos 100 trabajadores se quedaron en la calle, después de haber estado cuatro meses sin cobrar sus salarios, debido a la presentación de quiebra de la empresa Agroindustria Madero, ubicada en el partido bonaerense de La Matanza.

El cierre de la planta fue confirmada por los trabajadores, quienes se venían manifestando en las puertas de las instalaciones ubicadas en la avenida San Martín al 5840, Villa Madero.

Según dijeron los trabajadores, los problemas comenzaron en diciembre cuando la empresa comenzó a liquidar los salarios de forma errónea, sin el reconocimiento de horas extra o el pago de las vacaciones, entre otros.

Y la situación se agravó en abril cuando la firma dejó de pagarlo sueldos argumentando una crisis financiera producida por la caída en sus ventas y el aumento de los costos de producción, motivado por la suba de tarifas.

Esta firma producía aceites vegetales, lecitina (un complemento alimenticio), pellets de soja y girasol, alimentos balanceados y harina flash (obtenida a partir del poroto entero sin previa extracción del aceite).

Los trabajadores venían realizando manifestaciones en las puertas de la planta -de 37.500 metros cuadrados- para poder cobrar los cuatro meses de salarios adeudados y ahora la empresa no comunicó si les pagará la deuda y los indemnizará.

"El dueño Carlos de Pina nos propuso que trabajemos por un suelo inferior al previsto por el convenio colectivo y como lo rechazamos, dejó de pagarnos los sueldos. Argumentó crisis financiera", dijeron delegados de los trabajadores.

La firma Aroindustria Madero SA se había presentado en concurso preventivo de acreedores en noviembre de 2010 por cesación de pagos (ante el Juzgado N° 22, secretaría N° 44), tras lo cual continuó operando.

Y en octubre de 2014 el entonces titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, advirtió que Agroindustria Madero SA era una de las 1.200 empresas que habían utilizado facturas apócrifas.

La AFIP detectó en ese momento alrededor de 10.000 facturas apócrifas que eran utilizadas por grandes compañías como una mecánica de elusión del pago de impuestos.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas