País - abuso sexual abuso sexual
miércoles 27 de abril de 2016

Un cura pedófilo no es aceptado en la Abadía de Victoria de Entre Ríos

Se trata de Fabián Néstor Monzón detenido e imputado por abuso sexual gravemente ultrajante en Reconquista y Santa Fe.

Tolerancia cero de la iglesia argentina para los casos de abusos de menores comprobados que hayan cometido sacerdotes. La Abadía Benedictina del Niño Dios, de Victoria, Entre Ríos, no aceptó recibir al sacerdote pedófilo, Fabián Néstor Monzón (47 años), detenido e imputado por abuso sexual gravemente ultrajante, doblemente agravado por la condición de ser un ministro de un culto religioso reconocido, y por producir un grave daño en la salud de la víctima, una menor de 3 años, en la parroquia de un barrio de Reconquista, al norte de la provincia.

"El cura Monzón no ha estado, no está, ni va a estar en la Abadía", fue la respuesta que dio a conocer el abad Carlos Oberti, de la comunidad benedictina de Victoria. Además, la comunidad no está en condiciones de recibir a un sacerdote en esta situación", dijeron desde la Abadía.

El abad Oberti mantuvo una comunicación con Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú, que tiene jurisdicción sobre Victoria, y juntos acordaron dar a conocer un pronunciamiento público respecto de este espinoso asunto. De ese modo, los benedictinos procuran quedar al margen de una polémica desatada en torno a la decisión de la Justicia santafesina, que rechazó un pedido de la fiscalía de mandar al cura Monzón a la cárcel, y en su lugar resolvió permitirle ir a un retiro espiritual.

La iglesia de Calchaquí alojará al padre Néstor, según confirmó el párroco del lugar, padre Walter Vénica, quien será su tutor ante el Poder Judicial. Actualmente, el imputado se encuentra en Avellaneda, ciudad próxima a Reconquista.

Monzón fue detenido el martes de la semana pasada por una comisión policial en su parroquia, María Madre de Dios, ubicada el periférico barrio San Jerónimo de la ciudad de Reconquista. Está acusado por los fiscales del delito de "abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la condición de ser un ministro de un culto religioso reconocido y por producir un grave daño en la salud de la víctima".

La denuncia fue realizada por la madre de la nena ante el Centro deOrientación de Víctimas de Violencia Familiar y Sexual de la Unidad Regional de la Policía.

Fuente:

Más Leídas