País País
viernes 15 de julio de 2016

Tras la represión en el Ingenio Ledesma, continuaron la protesta y los cruces entre el Gobierno y los organismos

La postura del Gobierno del radical Gerardo Morales llegó a través del secretario de Comunicación jujeño, Raúl García Goyena, quien sostuvo que, en realidad, la Policía provincial "se defendió de un ataque de los trabajadores del Ingenio Ledesma".

Tras la represión en el Ingenio Ledesma, el Gobierno de Jujuy sostuvo hoy que la Policía local "se defendió de un ataque de los trabajadores", aunque referentes de organismos políticos y sociales denunciaron que existe un "Estado policial y represivo" en la provincia, mientras continuó la protesta con cortes de rutas y de los caminos internos de la empresa.

La postura del Gobierno del radical Gerardo Morales llegó a través del secretario de Comunicación jujeño, Raúl García Goyena, quien sostuvo que, en realidad, la Policía provincial "se defendió de un ataque de los trabajadores del Ingenio Ledesma".

"Yo veo en algunos medios que cometen un error cuando dicen que hubo un feroz ataque de la policía a los trabajadores de Ledesma", señaló Goyena.

En declaraciones publicadas al diario El Tribuno de Jujuy, el funcionario provincial aseguró que en realidad "hubo una feroz agresión de los trabajadores de Ledesma a la Policía de Jujuy, donde le rompieron la cabeza a siete efectivos y debieron defenderse de quienes quisieron tomar la planta de gas" del ingenio.

"La Policía debe cuidar a las personas y los bienes de las personas, y la gente tiene que respetarse", enfatizó el funcionario y ratificó que "los manifestantes ingresaron a la planta por la fuerza, violentaron a los policías y estos se defendieron".

Sin embargo, la "Mesa Coordinadora contra el Ajuste y la Represión", que integran varias organizaciones políticas y sociales de la provincia, denunció en conferencia de prensa la "profundización de la persecución política en Jujuy".

"La policía de Gerardo Morales, y del ministro de Seguridad Ekel Meyer estuvo al servicio de Blaquier, como estuvo al servicio de Blaquier en el 76 la fuerza represiva", se quejaron los organismos en una conferencia de prensa en San Salvador de Jujuy, en la que también cuestionaron la "persecución política en la provincia" a partir de la detención de Raúl Noro, marido de Milagro Sala.

Al mismo tiempo, en Buenos Aires, con presencia de diputados nacionales del Frente para la Victoria y dirigentes de distintos espacios gremiales, sociales y políticos, el Comité por la Libertad de Milagro Sala advirtió sobre el "Estado policial y represivo que se vive en el territorio gobernado por Morales".

"Esta mesa coordinadora está muy preocupada por la represión en Ledesma y la detención arbitraria de compañeros de la Tupac. Todo esto es parte de una política provincial y nacional que va en detrimento de los derechos conquistados en estos años", resaltó Inés Peña, referente de los organismos de Derechos Humanos en Jujuy.

Los organismos se expresaron así luego de que este jueves trabajadores azucareros del ingenio Ledesma, de la localidad jujeña de Libertador General San Martín, fueran reprimidos con gases y balas de goma en el marco de una jornada de protesta y paro por tiempo indeterminado, tras rechazar la última oferta de recomposición salarial de la empresa.

Por la represión policial, hubo decenas de trabajadores resultaron con heridas de bala de goma, uno de ellos de gravedad, por lo que este viernes, tras el violento episodio, continuó la protesta en el ingenio, con un corte en la ruta nacional 34 y de los caminos internos de la empresa a la altura de El Talar.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas