País País
viernes 03 de junio de 2016

Tras la cesárea, murió la bebé de la niña wichi embarazada tras una presunta violación múltiple

Los cuatro acusados están en libertad por decisión del juez ya que el magistrado entendió que no existe riesgo de fuga ni pruebas que los incriminen.

La niña wichi de 12 años que estaba embarazada de 34 semanas tras una supuesta violación múltiple en el norte salteño, fue sometida a la cesárea destinada a la interrupción de la gestación por una malformación craneana de la bebé, que falleció a los pocos minutos de nacer, mientras el juez ordenó la detención de uno de los presuntos violadores.

"La intervención estuvo a cargo del doctor Luis Navarro, el jefe de Obstetricia del Hospital, y la niña falleció a los pocos minutos de nacer", informó Mario del Barco, que está a cargo del Servicio de Neonatología del Hospital Público Materno Infantil.

El profesional explicó que "fue confirmado el diagnóstico de anencefalia", y detalló que "la bebé presentaba varias malformaciones, por lo que la decisión adoptada por el equipo médico de interrumpir el embarazo fue sin dudas la correcta".

El bebé, de sexo femenino, nació a las 34 semanas de gestación, con 1,800 kilos y "sin posibilidades de vida", precisó del Barco.

Por su parte, Navarro manifestó que la niña operada "está en buen estado, recuperándose normalmente de una césarea".

La decisión de interrumpir el embarazo de la niña wichi de 12 años la adoptó una junta médica, luego de ser revisada y derivada por profesionales de la Fundación Cultura Nativa que llegaron para atender a gente de Rivadavia, en el marco de una fiesta que organiza cada año el folclorista Jorge Rojas.

El lunes, la niña llegó a Salta y fue trasladada de inmediato al Hospital Público Materno Infantil, donde fue revisada y se confirmó el diagnóstico de anencefalia, una enfermedad congénita que provoca deformaciones craneanas.

Por ello, una junta médica evaluó la situación y tomó la determinación de interrumpir el embarazo, lo que se concretó este viernes.

La familia de la niña wichi denunció a fines de noviembre pasado que la menor había sido víctima de una violación múltiple, perpetrada por cinco hombres mayores y tres menores.

El hecho ocurrió en el paraje Alto La Sierra, a 85 kilómetros del municipio de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, cerca de la triple frontera entre Salta, Bolivia y Paraguay.

El juez de Garantías 2 de Tartagal, Fernando Mariscal Astigueta, ordenó la detención de uno de los cinco mayores involucrados, identificado como Jorge Gabriel Salas, por desobediencia judicial, debido a que no se presentó a comparecer ante la dependencia policial de Alto La Sierra, según lo estableció el magistrado hasta que finalice el proceso.

Los otros cuatro acusados están en libertad por decisión del juez, aun cuando el fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón solicitó la detención, ya que el magistrado entendió que no existe riesgo de fuga ni pruebas que los incriminen.

El magistrado emitió un fallo en el que le pide más medidas de prueba al fiscal para certificar el delito de violación ya que las primeras pericias al respecto habrán dado resultado negativo.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas