País País
viernes 22 de mayo de 2015

Tras inventar un método para extraer litio aclararon que “es amigable con el medio ambiente"

Por Rosana Villegas
villegas.rosana@diariouno.net.ar
El litio para baterías de computadoras, celulares y vehículos eléctricos, incluso para uso medicinal, podrá obtenerse de rocas minerales de nuestro país luego de un revolucionario método de extracción que inventaron investigadores de la UNCuyo. El desarrollo es tan importante que la universidad y el Conicet tramitaron por primera vez una patente internacional para proteger los derechos de uso. 
Se trata de un novedoso procedimiento de recuperación del litio de rocas minerales llamadas espodumeno, lepidolita y petalita que se viene trabajando y  puliendo desde 2009. El protagonista de este desarrollo fue el investigador Mario Rodríguez, del Laboratorio de Metalurgia Extractiva y Síntesis de Materiales (Mesimat), de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, a quien acompañaron en los estudios y ensayos dos colegas: el mendocino Daniel Rosales y la sanluiseña María del Carmen Ruiz.
Según explicó Mario Rodríguez, el método supone extraer el mineral de la mina, someterlo a un proceso de molienda que lo convierta en polvo y luego por otro proceso químico disolverlo para separar los distintos componentes. 
“Así obtenemos el carbonato de litio, que es lo que más se utiliza en  las baterías de la mayoría de los dispositivos móviles (computadoras, celulares, cámaras fotográficas) y ahora también en baterías de vehículos. A eso se suma la utilidad en  algunos fármacos psiquiátricos, por ejemplo los que tratan la bipolaridad, y también en naves espaciales y submarinos, en donde se usa para absorber dióxido de carbono que eliminamos al respirar”, especificó el investigador.
Si bien el descubrimiento ocurrió en los laboratorios de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, para confirmar el invento se utilizaron minerales extraídos en Las Cuevas del departamento San Martín, en el noreste de la provincia de San Luis, aunque se cree que podría encontrarse litio también en otras reservas de Córdoba y Salta. 
“Si bien no se ha estimado la cantidad de este mineral, se sabe que sólo en la reserva llamada Cabeza de Novillo, de San Luis, habría unas 5.000 toneladas”, estimó Rodríguez.
El investigador mendocino aclaró que el método que inventaron “es amigable con el medio ambiente, ya que no deja pasivos ambientales como otros procedimientos actuales, y además disminuye los costos ya que hace un aprovechamiento intensivo del mineral, porque además de litio se obtienen subproductos que también son comercialmente importantes”.
Atractivo mercado mundial
Más allá de la zona que se denomina el Triángulo del Litio , que conforman distintos salares del Norte argentino, Chile y Bolivia, y que ubica a nuestro país entre los mayores productores de este metal, en Australia, China y Canadá existen reservas de espodumeno, en donde podría utilizarse este método mendocino para la extracción del litio.
“Por eso es tan importante que se pueda conseguir la patentación internacional. La UNCuyo y el Conicet presentaron una solicitud de patente internacional al  PCT (Patent Cooperation Treaty) y ellos nos dan 18 meses de reserva para patentarlo en el exterior. Ya hemos avanzado en conversaciones con la embajada de Australia para hacerlo en ese país, y si se consigue se podría patentar en conjunto, asociados con alguna empresa, o vender la patente, que es lo que mayor erogación de dinero genera”, se esperanzó Rodríguez. 
Las mayores reservas, en el Norte argentino
Según precisó el investigador mendocino, en la Argentina se está explotando litio, pero bajo otro tipo de existencia: los salares. “En el NOA está el Triángulo del Litio, la zona de las mayores reservas mundiales de este metal, en los salares de Bolivia, Chile y Argentina”, confirmó.
En diciembre del año pasado se inauguró el proyecto de litio Sales de Jujuy, ubicado en el salar de Olaroz, cerca del Paso de Jama,  que conduce a Chile. Es el más avanzado y aporta al mercado mundial 17.500 nuevas toneladas de carbonato de litio grado batería.
Este tipo de proyectos que han  crecido en el Noroeste llevaron a que Argentina sea el tercer productor del mundo detrás de Chile –concentra el 35% de la producción mundial– y China. 
► 35 por ciento de la producción de litio es de Argentina. Con lo que aportan en su mayoría los salares del Norte, el país se posiciona como el tercero del mundo de este buscado metal. 
► PATENTE INTERNACIONAL. Con esa certificación la UNCuyo y el Conicet podrán posicionarse como unos de los lugares públicos del país que hace desarrollos tecnológicos y, además, les permitirá vender o licenciar el método de recuperación del litio a un socio internacional.

Fuente:

Más Leídas