País - Buenos Aires Buenos Aires
martes 14 de junio de 2016

Trabajadores de la alimentación acordaron 36,5% de aumento salarial

Consensuaron con las cámaras empresarias que los sueldos subirán un 22 por ciento en mayo y un 14,5 por ciento en noviembre próximo.

Trabajadores de la industria de la alimentación recibirán un aumento salarial del 36,5 por ciento en dos cuotas, según el resultado de la paritaria cerrada durante la madrugada de este martes.

El Sindicato de Trabajadores de Industrias de Alimentación llegó a un acuerdo con las cámaras empresarias por el que los salarios subirán un 22 por ciento en mayo y un 14,5 por ciento en noviembre próximo.

Una extensa y muy tensa reunión había comenzado a las 15:00 del lunes y terminó a la 1:00 de este martes con un acuerdo entre el sindicato y las patronales, quienes también acusaron una fuerte baja en sus ventas por la caída generalizada del consumo.

El secretario general de STIA filial Buenos Aires, Rodolfo Daer, dijo que se trata de "un gran logro después de un intenso plan de lucha" y precisó que beneficiará a 70 mil trabajadores de planta permanente.

El sindicalista dijo que es un "festejo parcial" porque la Alimentación "no es una isla dentro de la Argentina" y si al resto de las actividades les va mal a este sector también le va a ir mal por la baja del consumo.

"Es fundamental que el gobierno piense más en la gente", dijo Daer en declaraciones a Radio 10, y agregó: "Hay que administrar el comercio. Esto es lo que tiene que reflexionar el gobierno. No se trata de contener los precios trayendo productos de afuera".

"Si vienen productos de China, por ejemplo, es imposible competir porque siempre serán mas baratos que nuestro país. Eso termina con el cierre de muchas industrias como la metalmecánica, textil, calzado, como ocurrió en otras épocas", advirtió Daer.

El sindicalista dijo que la expectativa "es que le vaya bien al Gobierno" de Mauricio Macri, con las "menores equivocaciones posibles" dado que "la mejor política económica es la que cierra socialmente, no los cálculos fríos de la computadora".

"Detrás de cada calculo existe un grupo de gente con sus características sociales y culturales que hay que tener en cuenta", señaló.
Fuente:

Más Leídas