País - Alberto Nisman Alberto Nisman
jueves 03 de marzo de 2016

Stiuso se queda a vivir en el país tras su polémica declaración

No regresará a EE.UU., donde se había refugiado porque temía por su vida. Lo atribuyó al cambio de gobierno.

Antonio Stiuso, el poderoso ex agente de inteligencia que el lunes declaró ante la Justicia que la muerte del fiscal Alberto Nisman fue un asesinato perpetrado por un grupo ligado al kirchnerismo, decidió radicarse nuevamente en la Argentina con su familia.

Stiuso había salido casi huyendo hace un año del país cuando Cristina Kirchner primero lo echó de la SIDE y luego el gobierno de entonces impulsó una decena de denuncias judiciales en su contra.

A pesar de que muchas de esas causas están en trámite y Stiuso tiene incluso un pedido para ser indagado en una de ellas, decidió esta vez no dejar el país. Y, según él mismo admitió, influyó en la decisión el cambio de gobierno.

Así se lo hizo saber a la Justicia a fines del año pasado, el 21 de diciembre, cuando por escrito le dijo a la jueza Fabiana Palmaghini que estaba arreglando su situación migratoria en los Estados Unidos y gestionando la vacante en una escuela en la Argentina para su hija menor de edad. Además, a otra de sus hijas le vencía una licencia en el trabajo.

Stiuso primero mandó de regreso a su familia y el 19 de febrero entró él mismo a la Argentina en compañía de su abogado, Santiago Blanco Bermúdez. Ingresó en auto desde Uruguay a través del puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos.

Stiuso se había ido en febrero de 2015 casi huyendo, corrido por las causas penales y las denuncias de amenazas contra sus hijas, lo que motivó que la Justicia les colocara una custodia.

Entre las denuncias en su contra, además de una por contrabando y otra por enriquecimiento, hay un expediente en que es investigado por escuchas telefónicas ilegales.

Allí está acusado de intervenir en una solicitud a la Justicia para realizar escuchas telefónicas al amparo de una investigación cuando en realidad se sospecha que se trataba de una excusa para pinchar teléfonos de adversarios en el mundo de los espías y obtener información de empresas y particulares. En esta causa el fiscal federal Franco Picardi, que antes de llegar a este cargo el año pasado fue funcionario del Ministerio de Justicia del kirchnerismo, pidió al juez Luis Rodríguez su declaración indagatoria, pero el magistrado aún no resolvió.

Se trata de uno de los jueces federales que pueden quedarse con la causa por la muerte de Nisman cuando recale en la justicia federal, ya que es quien tiene un expediente anterior supuestamente relacionado: la causa por las amenazas que recibió el fiscal dos años antes de su muerte. Rodríguez les puso custodia a las hijas de Stiuso antes de que dejaran el país.

Stiuso salió del país el 18 de febrero del año pasado a las 10.27, tras declarar en la fiscalía de Viviana Fein por la muerte de Nisman, el mismo día en que se realizó la primera marcha bajo la lluvia en memoria del fiscal.

En esa declaración, según dijo ahora, ya había expresado su parecer de que a Nisman lo mataron, pero dijo que Fein no lo volcó en el acta, que curiosamente él mismo firmó. Por esa falencia la jueza Fabiana Palmaghini denunció a Fein por encubrimiento

Fuente:

Más Leídas