País - Pata Medina Pata Medina
jueves 05 de octubre de 2017

Sindicalistas millonarios en la mira

Dinero que pertenece al gremio de los porteros habría sido derivado a Suiza para fines extrasindicales.

Tras la caída en prisión de Juan Pablo Pata Medina, líder gremial de la UOCRA-La Plata acusado por la Justicia de extorsionador, otro sindicalista, Víctor Santa María, del gremio de los porteros, podría seguirle los pasos en este caso bajo sospecha de lavado de dinero.

Además de su labor gremial, Santa María es presidente del peronismo porteño y propietario del diario Página 12 mediante el Grupo Octubre.

Este sindicalista está en problemas desde que el diario La Nación reveló, el 10 de julio, que la Unidad de Información Financiera (UIF) detectó operaciones sospechosas por 4.000.000 de dólares en Suiza, cuyas pruebas fueron presentadas ante el juzgado de Claudio Bonadio.

Los detalles sobre la operación financiera bajo la lupa y que vincula al sindicato de los porteros con un posible lavado de dinero fue ampliada en la última edición de Periodismo para Todos, el programa de Jorge Lanata.

informe sobre Víctor Santa María, titular del sindicato de encargados de edificios

Según la UIF, las operaciones señaladas "dan lugar a que fondos administrados por ese gremio y pertenecientes a los trabajadores hayan sido derivados a Suiza y destinados a fines ajenos a la actividad sindical".

De amplias y conocidas vinculaciones con el kirchnerismo, Santa María dice ser, además, gestor cultural y editor.

Periodismo Para Todos entrevistó a Víctor Santa María

Exponente de los sindicalistas que logran hacerse elegir de manera indefinida porque tienen sofocada la democracia interna en sus organizaciones, Santa María es como tanto Gordo que en el gremialismo ha sido.

Es decir, un personaje más de los que terminan convertidos en multiempresarios disfrazados de dirigentes de los trabajadores.

"Dirigentes ricos y trabajadores pobres" podría ser la síntesis más adecuada para hablar de los Medina, los Santa María, los Caballo Suárez y tantos otros.

Santa María no sólo dirige el gremio de los porteros, sino que también es parte de la obra social de la organización, donde cobra dos sueldos: como secretario general y como vicepresidente de la obra social. Y cualquier argentino sabe el poder que puede proporcionar el manejar fondos de una mutual de ese tipo.

Es muy bueno para la salud política del país que a estos personajes se los comience a auditar social y judicialmente.
Fuente:

Más Leídas