Según Frigerio, el Gobierno heredó deudas por $8.000 millones en obras públicas

El funcionario aclaró que de los $8.000 millones, unos $6.100 fueron de obras de vivienda y otros $1.900 millones de obras públicas, las cuales ya fueron regularizadas.

El Gobierno heredó deudas por obras públicas y vivienda por aproximadamente $8.000 millones, afirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y cuestionó que su gestión encontró "falta de planificación" de la administración anterior.

Así lo sostuvo al participar de una reunión de la comisión de Obras Públicas en la Cámara de Diputados, donde repasó los principales ejes de gestión.

El funcionario aclaró que de los $8.000 millones, unos $6.100 fueron de obras de vivienda y otros $1.900 millones de obras públicas, las cuales ya fueron regularizadas.

Al realizar la presentación ante la Comisión de la Cámara Baja, que preside el diputado Sergio Ziliotto, el funcionario criticó que "el 100 por ciento de la obra pública estaba paralizada".

Señaló que su cartera encontró "falta de procedimientos para control de avance y certificación de obra" y "falta de planificación". En ese sentido, subrayó que desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada se llevó a cabo un nuevo modelo de gestión con un "desafío" que implicó "resolver el crítico estado de la infraestructura nacional producto de la baja inversión de los últimos años".

El Gobierno nacional intentará en los próximos meses dar envión a la obra pública e infraestructura con el fin de reactivar la economía que atraviesa por una recesión, lo cual ya fue admitido por el INDEC.

Según Frigerio, en mayo se crearon 1.749 puestos de trabajo registrado en el sector de la construcción, mientras en ese mes y junio comenzó a recuperarse la construcción en el sector privado; con una variación de 7,4% en los dos últimos meses, según el índice "Construya".

El ministro destacó, además, el Plan Nacional de Agua que ya se encuentra en marcha y prevé el 100% de cobertura de agua potable y el 75% de saneamiento para todo el país.

Frigerio también se refirió al Plan Nacional de Hábitat, que incluye la construcción de 120.000 nuevas viviendas, urbanización de 280 asentamientos informales, soluciones integrales a las 225 localidades más vulnerables, lanzamiento de 456.000 microcréditos para mejoras de vivienda y la realización de 300.000 regularizaciones dominiales.

Ello complementa la continuidad del plan ProCreAr, la entrega de 175.000 créditos con subsidio y créditos hipotecarios ajustados por las unidades de vivienda. En total, la inversión estimada para el periodo 2016-2019 será de 7.000 millones de dólares.

Fuente: Télam

Más Leídas