País - Macri Macri
martes 23 de agosto de 2016

"Se hará lo que diga el Presidente"

Opinión.

¿Por qué el presidente Mauricio Macri no ha cortado aún ninguna cabeza siendo que tropezó unas cuantas veces, y en unos cuantos temas, en estos primeros ocho meses de gobierno? ¿Acaso los ministros y secretarios que eligió como colaboradores no saben nada sobre la materia para la que fueron designados administrar? Me animo a afirmar que eso es casi imposible, todos saben muy bien qué repercusiones, rechazos, críticas y apoyos recibirán todas y cada una de sus medidas.

El primer trastabillazo podríamos encontrarlo en la designación a dedo de los jueces de la Corte Suprema de Justicia cuando apenas amanecía el gobierno de Cambiemos. Hay altas chances de que el Ministro de Justicia de Macri le haya recomendado no firmar decretos de necesidad y urgencia designando supremos de la Corte, y sin embargo la acción política se llevó adelante... "Yo tengo el poder". En definitiva, quienes dirigen cada área se mueven con el criterio universal de la verticalidad política: "se hará lo que diga el Presidente".

El caso del tarifazo que terminó haciendo intervenir a la Corte Suprema de Justicia –lo cual evidencia un estrepitoso fracaso de la Política- puso al Ministro del área energética en una zona de la cual parecía no tener retorno, sin embargo no cayó. Otro caso en el cual pareciera también imponerse eso de "se hará lo que diga el Presidente".

El Presidente se muestra vacilante en opiniones a los medios sobre asuntos sensibles como el genocidio perpetrado por el terrorismo de Estado a cargo del país entre el '76 y el '83. Macri quiere ser polémico, es indudable. Va para adelante con su propia intuición y sus ministros y secretarios le hacen la segunda por más que las decisiones les provoquen arcadas.

Llamar la atención con acciones rimbombantes y volver sobre sus pasos pidiendo disculpas, total "somos humanos y nuevitos en esto", es una buena forma de manejar el tiempo. Y en eso de manejar el tiempo de la política –y de la agenda pública- con un Macri humanizado que hace pis en un baño mendocino, quizá ni siquiera siga los consejos de un argentino, sí tal vez de un ecuatoriano.

Fuente:

Más Leídas