País País
domingo 12 de febrero de 2017

Sanz pidió "ganar el voto peronista" para las próximas elecciones

Hombre de consulta del presidente Mauricio Macri, y uno de los autores del acuerdo que asoció a la UCR con el PRO, Sanz consideró que el actual Presidente "va a ser parte de la historia"

El ex senador y ex presidente de la UCR, Ernesto Sanz, señaló, con miras a las elecciones de octubre próximo, que "Cambiemos no es un colectivo que se para en cada esquina para subir gente", pero se mostró dispuesto a ampliar la base de esa alianza electoral con aquellos "que vengan a quedarse", y afirmó que su ambición para la contienda electoral es "ganar el voto peronista".

"Cambiemos no es un colectivo que se para en cada esquina para subir gente. Hay que ampliar la base para ser una coalición mayoritaria, pero con los que vengan a quedarse. No con los que se bajan en la primera esquina. Lo que quiero es ganar el voto peronista", sostuvo el radical en una entrevista publicada hoy en el diario Clarín.

Consultado sobre si el actual embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau, o el experto en neurociencias, Facundo Manes (ambos cercanos a Sanz y mencionados como eventuales candidatos), serán los líderes de la UCR en el futuro, el radical dijo que "son protagonistas electorales por ahora".

Agregó que "los liderazgos no se construyen de un día para el otro" y consideró que "vienen de abajo, no hay que buscarlos en televisión".

También dijo que cada socio de Cambiemos aporta de acuerdo a su potencialidad.

En este sentido indicó que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, "tiene su activo en su personalidad y su posicionamiento mediático y bien que lo hace. Nosotros (por la UCR) tenemos territorialidad y bien que lo explotamos, y el PRO tiene a Macri".

Hombre de consulta del presidente Mauricio Macri, y uno de los autores del acuerdo que asoció a la UCR con el PRO, Sanz consideró que el actual Presidente "va a ser parte de la historia" y advirtió que tiene que "lidiar con un movimiento que por su propia naturaleza te disputa el poder y no siempre por la vía más democrática", en referencia al peronismo.

A la hora de describirse a sí mismo, Sanz se definió como "un colaborador permanente todoterreno" porque su experiencia y sus relaciones le permiten "sin la urgencia o responsabilidad de un ministro" sentarse en "muchas mesas a ayudar al Gobierno a avanzar en su gestión".

Sobre el papel que su partido, el radicalismo, juega en democracia, Sanz opinó que hoy "la vida vuelve a poner al radicalismo en un protagonismo trascendente" y agregó: "En la democracia apareció un virus que la devalúa, el populismo, y la UCR es el garante de lo contrario: la república. Durante el kirchnerismo fuimos baluarte de la resistencia a un modelo populista, autoritario y corrupto".

En cuanto al modo de superar esa etapa, Sanz consideró que "necesitamos cada día un poco menos de populismo", pero por otro lado reconoció que "gobernar en minoría sin conceder nada" no les permitiría sancionar ninguna ley, y pidió recordar que "no somos una sociedad de noruegos y finlandeses que vino y se trasplantó".

Justamente sobre ese papel de la oposición, sostuvo: "Rescato a mi amigo Miguel Pichetto (jefe de los senadores peronistas), que fue un baluarte, y a la mayoría de los gobernadores". Y opinó que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se comportó "yendo y viniendo", a veces "con actitudes dignas de aplauso y otras, de repudio".

Consultado sobre la conveniencia o no para el Gobierno del avance de las causas judiciales contra la ex presidenta Cristina Kirchner, Sanz consideró que esta gestión "nunca intervino en la vida judicial".
"Si le preguntan al Presidente, y yo comparto, qué es lo que más pediría a la Justicia respecto al kirchnerismo, es que devuelvan la plata que se chorearon", resumió.

Además, el dirigente vio la salida del economista Alfonso Prat Gay del Gobierno como "gestos de integración" a la UCR. "Se va Prat-Gay y entra un equipo completo que prácticamente viene del radicalismo. A diferencia de lo que muchos decían hasta con ironía, que el radicalismo la veía de afuera, no sé qué van a decir ahora. Habla muy bien de la cabeza del Presidente y de nosotros", apuntó.

En materia económica, Sanz, oriundo de Mendoza y con emprendimientos de hotelería en la ciudad de San Rafael, opinó que el boom de compras de argentinos en Chile "es por faltas de competitividad" de la economía argentina pero consideró que "abrir la economía indiscriminadamente haría caer la industria", por lo que consideró que hace falta "cierto grado de proteccionismo sano" hasta resolver los problemas macro del país y bajar la inflación a 4 o 5 puntos.

En referencia a la decisión que tomó hace un año de permanecer en el llano y no formar parte del Gabinete, Sanz afirmó: "Espero que todos se hayan dado cuenta de que fue una decisión realmente de vida, que no fue una especulación política. Eso es no conocerme ni saber qué siento. Después del político o antes del político tengo mi vida personal y no la negocio con nadie".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas