País - Lavalle Lavalle
domingo 14 de agosto de 2016

San Juan triplica vuelos por la llegada de los mendocinos

Desde setiembre el aeropuerto Domingo F. Sarmiento pasará de 8 salidas y llegadas por día a 28, lo que representará un flujo de unos 3.000 pasajeros. Para contenerlos habrá una carpa con baños, más playas de estacionamiento y nueva señalética vial

El 7 de setiembre está a sólo 24 días del calendario y la cercanía del cierre del aeropuerto El Plumerillo –estará en obras tres meses–, hace que en la aeroestación Domingo F. Sarmiento de San Juan, que recibirá la mayoría de los vuelos mendocinos, todo sea ansiedad y cálculo. Es que en la vecina provincia saben que ese día, que podría ser caótico, de los 8 vuelos diarios actuales pasarán a tener 28 y con ellos llegarán unos 3.000 pasajeros por día que inundarán ese aeropuerto. Sin embargo, hasta ahora sólo se han hecho mejoras técnicas en las pistas, según constató UNO en una recorrida. Aún resta saber cómo se va a contener a esa avalancha de mendocinos.

Tres horas de viaje en micro
A fines de mayo el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció que el Estado nacional pagará los traslados terrestres de los pasajeros que deban tomar un avión desde y hacia Mendoza en los 3 meses en que esté cerrado el Aeropuerto local. Con ese gasto solucionado, el 30 de julio se dispuso que el preembarque sea en el primer piso del ala este de la terminal de ómnibus (ex consultorios externos del Hospital Central) y desde allí partirán los colectivos que lleven a los pasajeros hasta el aeropuerto.

La organización prevé que esas personas estén en la terminal 5 horas antes del horario de su vuelo. Esto es porque se prevé que el traslado hasta San Juan insuma cerca de 3 horas, con lo que esos pasajeros llegarán con el tiempo exigido –dos horas antes– para hacer el checking.

Si alguien, quizás para economizar tiempo, decide viajar a la vecina provincia en su auto, tendrá que calcular dos detenciones en el camino de ida: el control policial en Jocolí y el control fitosanitario, ya en territorio sanjuanino, en donde se debe abonar $12 por vehículo.

Los conductores con premura de llegar deberán saber que la ruta 40 a la altura de Lavalle obliga a ir con más precaución, ya que está deformada y con surcos.

Quien decida ir en su auto y tenga la necesidad de dejarlo en el aeropuerto tendrá que sumar a los gastos el de estacionamiento, que por un día cuesta $120.

Falta cartelería
Si bien la nueva aeroestación de San Juan data de 1981, para muchos mendocinos es un destino desconocido, y mucho más si hay que llegar por ruta.

A los desprevenidos que no conocen el camino hay que advertirles que tampoco hay cartelería que los oriente sobre cómo llegar. El conductor que carezca de GPS deberá ir atento al ingresar a la zona industrial de San Juan, ya que al llegar a la avenida Circunvalación deberá girar a la derecha por el primer desvío que lleva a Caucete. Más tarde, esa avenida se convierte en la ruta 20 y desde allí a los 9 kilómetros está el ingreso al Domingo F. Sarmiento.

El gobierno sanjuanino se comprometió a que antes del 7 de setiembre colocará carteles e iluminará el oscuro ingreso (ya que se prevé que haya vuelos de noche).

Avalancha
En el aeropuerto sanjuanino todos los empleados no sólo se conocen entre sí por nombre y apellido, sino que hasta saben los horarios en que cada uno llega a su puesto de trabajo. Casi todo depende de la actividad que haya en las oficinas de las dos empresas aéreas que operan allí: Aerolíneas Argentinas y LAN.

"Si quiere hablar con la gente de las oficinas va a tener que venir más tarde porque el próximo vuelo es a las 15", comenta un efectivo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y así desnuda que en esa aeroestación entre vuelo y vuelo toda actividad se detiene, incluso la comercial en los negocios de regionales y la confitería.

Es que en la actualidad, el primer vuelo sale de allí a las 7 y el próximo llega a las 15. En ese lapso, el aeropuerto tiene el silencio de una biblioteca, algo que cambiará abruptamente a partir del 7 de setiembre.

"Hoy tenemos 8 vuelos diarios y pasaremos a tener 28 vuelos. Para eso ya se comenzó con las obras técnicas en plataforma, calle de rodaje y pista para soportar el incremento del tránsito. Se hizo un bacheo preventivo y se incorporó iluminación móvil. También se pintaron las plataformas para lograr un estacionamiento óptimo porque no vamos a poder recibir más de 3 aviones de gran porte a la vez", comienza diciendo Marcelo Villán, jefe de Aeropuerto de San Juan de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

La inminente sobrecarga de vuelos no sólo exigió cambios técnicos, sino que supuso cotejar los posibles riesgos: "Debimos hacer un análisis de riesgo para decirles a las compañías aéreas qué era lo óptimo. Lo ideal sería que los vuelos llegaran con una separación de una hora, que permita que los pasajeros puedan circular sin saturaciones, pero la aviación es muy dinámica y eso no se puede prever. Lo podés armar en un papel muy lindo, pero después un avión salió tarde de aeroparque, tuvo que hacer un rodeo y llegó acá retrasado y todo se complicó", admite el jefe del aeropuerto.
El aumento de tránsito aéreo también reveló la necesidad de reponer una torre de iluminación que en diciembre pasado fue derribada por un fuerte viento Zonda.

Ante la posibilidad de que muchos pasajeros lleguen en sus vehículos, en estos días también se ampliará el estacionamiento. De los 80 lugares actuales se pasará a un espacio para 300 rodados.

Las oficinas que se sumen funcionarán en containers
En la actualidad por El Plumerillo transitan unas 3.000 personas por día. Atentos a este flujo de pasajeros que recibirán y a lo estrecho del edificio del aeropuerto Domingo Faustino Sarmiento, desde Aeropuertos 2000 decidieron colocar una carpa de 70 metros cuadrados para que funcione de preembarque, sobre todo de los pasajeros de vuelos internacionales.

"Sólo sabemos que la carpa tendrá baños, aire acondicionado y piso flotante para contener a la gran cantidad de pasajeros que llegarán", dice, sin dar mayores precisiones un empleado de Aeropuertos 2000 que admite no saber cuándo se instalará dicha carpa. El rumor en San Juan asegura que se colocará en la primera semana de setiembre.

Tamaña avalancha de pasajeros hace suponer que también las oficinas de las empresas aéreas que hoy operan allí van a ser insuficientes.

En principio, desde las oficinas mendocinas de Aerolíneas y LAN aseguraron que las personas que quedarán sin tareas por el cierre de El Plumerillo se trasladarían al aeropuerto sanjuanino, pero los empleados de esa aeroestación aún no saben nada. "Todo se resuelve en Buenos Aires, a nosotros aún no nos han dicho nada", se resigna un encargado de los mostradores sanjuaninos.

La pregunta obligada es dónde se va a atender al público, sobre todo para hacer los checking, ya que en el pequeño aeropuerto no hay oficinas ociosas ni lugar para montar nuevas.

"No hay grandes definiciones y son decisiones empresariales, pero todo indica que van a colocar containers para la atención de pasajeros porque no hay otra forma", analiza Marcelo Villán, el jefe del aeropuerto.

Entre los que se entusiasman con que se multipliquen los pasajeros está el concesionario de la confitería del primer piso, que sumará un espacio: "Acá hay lugar para 300 personas, pero vamos a habilitar un zoom para 50 más", asegura José Gazzé, titular de la concesión.

Fuente:

Más Leídas